¿Puedes hacer ejercicio si tengo hernias en los discos L4 y L5?

Escrito por rick rockwell | Traducido por florencia kushidonchi
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Puedes hacer ejercicio si tengo hernias en los discos L4 y L5?
La L4 y la L5 son las vértebras lumbares de la parte baja de la espalda. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

La L4 y la L5 son las vértebras lumbares de la parte baja de la espalda, además de ser la parte de la columna que soporta más carga. Cuando ocurre una hernia, el tejido blando dentro del disco sobresale y genera una variedad de síntomas. Algunas hernias son leves y no presentan síntomas, mientras que otras dolencias más graves provocan un dolor agudo y debilitante. Puedes hacer ejercicio padeciendo y luego de padecer una hernia en los discos L4 y L5. Sin embargo, se requiere una precaución extrema.

Otras personas están leyendo

Espera hasta estar listo

El ejercicio puede ayudarte a acelerar la curación de una hernia de disco, pero debes esperar hasta que haya sanado lo suficiente. Apresurarte puede ocasionar un dolor adicional y agravar la lesión. Si hay ciertos movimientos que te resultan dolorosos, entonces es mejor que los evites. Consulta a un médico antes de iniciar una rutina de ejercicios y sigue su consejo para mejores resultados.

Evita girar e inclinarte

Evita todo ejercicio o movimiento que requiera girar o inclinarte, especialmente si es cercano a la vértebra lesionada. Girar e inclinarte puede implicar un estrés adicional en la columna vertebral y agravar la lesión. Estar sentado durante períodos prolongados y cualquier ejercicio en cuclillas también puede exacerbar el problema. Céntrate en cambio en ejercicios que elonguen los músculos de la parte de atrás y los músculos centrales.

Calentamiento

Siempre calienta antes de realizar cualquier tipo de ejercicio. Los ejercicios de calentamiento son aún más importantes cuando te estás recuperando de una lesión dado que asegurar que todos los músculos y tejidos blandos están listos para la actividad física. Un buen ejercicio de calentamiento para una hernia de disco en recuperación es marchar en el lugar mientras estás parado en un pequeño trampolín. Esto trabaja el equilibrio y lentamente fortalece el área lesionada.

Pelotas de terapia

Trabaja con pelotas de terapia para ayudar a curar una hernia de disco. Siéntate en la pelota de terapia mirando hacia el frente. Mantén tus brazos a los costados y los pies sobre el suelo mientras te balanceas hacia arriba y hacia abajo sobre la pelota. Balancéate suavemente para no agravar la lesión. Realiza este ejercicio durante 5 minutos. Hacer este trabajo en los músculos centrales equilibra y aumenta el flujo sanguíneo hacia la columna vertebral, lo cual favorece la recuperación.

Ejercicios enérgicos

Con el tiempo puedes empezar a realizar ejercicios enérgicos, pero sólo una vez que la lesión haya sanado. Todo ejercicio enérgico, una vez permitido, debe ir agregándose en forma gradual a tu rutina. La elongación liviana debe ser una parte diaria en tu rutina. Agrega ejercicios de fortalecimiento con pesos livianos de una a tres veces por semana y auméntalos gradualmente hasta recuperarte por completo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles