¿Puedes hacer ejercicio si tienes desgarrado el tibial posterior?

Escrito por susan paretts Google | Traducido por florencia kushidonchi
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Puedes hacer ejercicio si tienes desgarrado el tibial posterior?
Un desgarro del tibial posterior sin tratamiento puede desarrollar pie plano y fascitis plantar. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Los tendones del cuerpo unen los músculos con los huesos, extendiéndose a través de las articulaciones para permitir que se unan. Uno de los tendones más importantes que sostienen tu pie es el tibial posterior. Si éste se desgarra, deben dejar que se recupere sólo o someterte a una cirugía para repararlo. El ejercicio empeorará este problema y no está recomendado, según MayoClinic.com.

Otras personas están leyendo

Tibial posterior

El tendón tibial posterior se extiende desde la pantorrilla hasta la parte posterior del interior del tobillo, uniéndose al hueso navicular en la parte media de tu pie. El daño en esta cuerda fibrosa es la fuente más común de problemas en los pies, según MayoClinic.com. Un desgarro en el tibial posterior causa inflamación, dolor en el pie, hinchazón y pérdida del arco, dado que este tendón se encarga de sostenerlo. Realizar ciertos deportes, incluyendo tenis, baloncesto o hockey, puede ocasionar un desgarro en este tendón. Este problema empeora si continúas realizando ejercicio y ejerces demasiada presión sobre el pie, según la Academia estadounidense de Cirujanos Ortopédicos.

Diagnóstico

Si experimentas debilidad en tu pie y no puedes pararte en puntas de pie, puede ser que tengas el tibial posterior desgarrado. Cuando esto sucede, este tendón no se une adecuadamente al hueso navicular, causando un arco menos pronunciado y pie plano. Tu médico examinará tu pie en busca de signos de desgarro del tibial posterior y te ordenará una resonancia magnética para examinarlo de forma visual. Ciertas afecciones médicas, incluyendo diabetes, hipertensión, obesidad y artritis reumatoidea pueden causar la degeneración de este tendón, haciendo que sea propenso al desgarro a través de lesiones o ejercicio excesivo, según el Centro de Ortopedia y Medicina del Deporte.

Tratamiento

Una vez que te hayan diagnosticado el desgarro, debes evitar ejercer peso sobre el pie. Dependiendo de la severidad del daño del tendón, tu médico te puede recomendar la inmovilización de la pierna o una cirugía. Puede recomendarte un yeso por debajo de la rodilla o una bota en el pie de seis a 12 semanas con muletas para permitir que el tendón se rehabilite. En varios casos, después del yeso sigue una abrazadera para el tobillo hecho a medida, que tendrás que usar durante un año, según el Centro Médico Kaiser Permanente Santa Rosa. Tendrás que restringir tu ejercicio y el médico quizás te indique realizar fisioterapia para contribuir con la rehabilitación.

Ejercicio

Durante el tratamiento, puedes realizar ejercicios leves mientras estés sentado sin ejercer presión sobre el pie, especialmente mientras aún tienes el yeso. Para evitar que el problema empeore una vez que el tendón se cure, evita realizar un ejercicio repetitivo que incluya sostener peso. Usa una ortesis de tobillo hecha a medida o una plantilla ortopédica mientras realizas ejercicio para evitar agravar el problema, recomienda la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos. Pierde peso para reducir la presión sobre el tendón. Realiza ejercicios sin impacto, como andar en bicicleta fija, nadar y correr en la pileta, en vez de ejercicios que ejerzan peso sobre tu pie, recomienda el Centro Médico Kaiser Permanente Santa Rosa. Consulta con tu médico sobre todo ejercicio que planees realizar para asegurarte de que no empeorarán tu lesión.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles