Cómo puedes hacer tú misma un suero de vitamina C

Escrito por autumn jones | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo puedes hacer tú misma un suero de vitamina C

La vitamina C es un ingrediente reconocido en los productos para el cuidado de la piel, debido a su capacidad para estimular la producción de colágeno y por proteger a la piel de los radicales libres. Sin embargo, la mayoría de estos productos con una alta concentración de vitamina C (de un 5 a un 20%) son caros, y se oxidan con mucha rapidez. Una vez que la vitamina se oxida, ya no es efectiva. Puedes hacer una versión más barata y efectiva de un suero de vitamina C sólo con tres sencillos ingredientes.

Otras personas están leyendo

Ingredientes

Si bien los productos comerciales pueden tener listas de ingredientes llenas de nombres impronunciables, sólo necesitas tres ingredientes para fabricar tu suero de vitamina C: 1/4 de cucharadita de vitamina C en polvo (ácido L-ascórbico; lo puedes encontrar en la mayoría de las farmacias o dietéticas), 1 cucharadita de glicerina de vegetales pura (disponible en las dietéticas) y una cucharadita de agua destilada.

Puedes modificar esta receta. Si tu piel es particularmente sensible, reduce la cantidad de vitamina C a 1/8 de cucharadita. Para la piel seca, incrementa la glicerina. Para obtener un suero calmante y aromático, sustituye el agua destilada por agua de rosas.

Instrucciones

Disuelve en el agua la vitamina C. Puede que debas usar un batidor o una licuadora si el polvo se niega a disolverse. Agrega la glicerina.

Vierte la mezcla en una botella de vidrio coloreado pequeña (el vidrio azul o ámbas funciona de maravillas). El vidrio oscuro evita que la vitamina C se oxide. Si el polvo no se ha disuelto del todo, simplemente agita la botella con fuerza hasta que lo haga.

Aplicación y almacenamiento

Usa un trozo de algodón o tus dedos para esparcir el suero por todo tu rostro. Si sientes un poco de hormigueo está bien, pero si este es demasiado significa que tu piel necesita menos vitamina C. Es importante continuar con una aplicación de filtro solar, ya que la vitamina C deja tu piel sensible a la luz.

Afortunadamente, cuando haces tu propio suero, tienes todo el control sobre su vida útil. En lugar de preparar suero para un mes y luego tener que botarlo porque se comienza a oxidar, puedes hacer una cantidad como para unos pocos días por vez. Prueba hacer otro lote cada cinco días para garantizar que tu piel obtiene el tratamiento más fresco y más potente. Almacénalo en el refrigerador como protección adicional contra el óxido.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles