¿Puedes usar una tarjeta SIM y ponerla en un teléfono con plan de servicios para usarla como si fuera un teléfono de prepago?

Escrito por david weinberg | Traducido por beatriz sánchez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Puedes usar una tarjeta SIM y ponerla en un teléfono con plan de servicios para usarla como si fuera un teléfono de prepago?
Una tarjeta SIM identifica tu teléfono en una red celular. (George Doyle & Ciaran Griffin/Stockbyte/Getty Images)

Los planes de prepago se caracterizan por ofrecer precios más bajos y una mayor flexibilidad que los planes de pospago, pero la mayoría de las compañías de servicios celulares no ofrecen sus últimos y mejores teléfonos para los planes de prepago. Si estás utilizando una red de sistema global de comunicaciones, tales como T-Mobile o AT&T, puedes sacar el módulo de identificación del suscriptor, o tarjeta SIM, de un teléfono de prepago e instalarla en un teléfono de plan de servicio pospago de la misma operadora para usarla como un teléfono de prepago. Al hacerlo, puedes perder el acceso a algunas de las funciones del teléfono.

Otras personas están leyendo

Tarjetas SIM

A diferencia de las redes de acceso múltiple por división de código, que identifican el teléfono en un plan en particular, las redes GSM identifican sólo la tarjeta SIM con un plan. Si sacas una tarjeta SIM activada en un teléfono y la instalas en otro teléfono compatible, transfieres el plan de servicio, incluyendo elnúmero de teléfono, de un dispositivo a otro. Las tarjetas SIM se almacenan típicamente debajo de la batería de un teléfono o en un compartimento en el lado del teléfono. Están disponibles en los tamaños estándar y micro. Un teléfono que está diseñado para una tarjeta micro SIM sólo puede utilizar este tipo de tarjeta. Los teléfonos que han sido diseñados para tarjetas SIM estándar pueden usar una tarjeta estándar o una tarjeta micro SIM con un adaptador.

Prepago o postpago

Los planes de postpago normalmente requieren compromisos de varios años y requieren un pago por el servicio después de que los hayas utilizado en realidad, por lo general al final de cada mes del servicio. Los planes de pospago tienden a tener más características específicas del operador que los planes de prepago, pero también tienen precios más altos. Los planes de postpago menudo reducen el coste de un teléfono nuevo. Los planes de prepago no requieren ningún compromiso anual, pero debes comprar el servicio antes de poder utilizarlo. Normalmente no reducen el coste de un teléfono, por lo que debes comprar el teléfono tú mismo.

Compatibilidad del teléfono

Para evitar que los teléfonos que has adquirido a un coste reducido como parte de un contrato de pospago sean utilizados en redes de la competencia, los operadores GSM bloquean sus teléfonos para evitar que sean utilizados en otras redes. Por ejemplo, un teléfono bloqueado de AT&T no funcionará con una tarjeta SIM de T-Mobile. Algunas compañías te ayudarán a desbloquear tu teléfono GSM después de que tu contrato de postpago haya terminado. También puedes comprar un teléfono desbloqueado que funcione con cualquier tarjeta SIM.

Disponibilidad de funciones

Algunas funciones telefónicas avanzadas sólo están disponibles en planes de pospago. Los servicios de BlackBerry, la navegación web y las funciones de buzón de voz avanzadas no van a funcionar con la mayoría de los planes de prepago o van a costar mucho más. Sin estas características, muchos BlackBerrys y teléfonos inteligentes serán menos útiles o más caros en un plan de prepago que en un plan de pospago.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles