La puerta del refrigerador no se cierra por su propia cuenta

Escrito por jon stefansson | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La puerta del refrigerador no se cierra por su propia cuenta
Tu puerta del refrigerador debe oscilar cerca de sí misma. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

La puerta de tu nevera debe cerrar herméticamente para que el aparato mantenga su temperatura fresca. Como resultado, la mayoría de los fabricantes de refrigeradores fijan las bisagras para que la puerta se cierre por sí misma si se deja abierta accidentalmente. Si la puerta del refrigerador no se cierra por sí sola, puedes probar algunas de las técnicas de solución de problemas para eliminar algunas de las causas más comunes.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Destornillador (si es necesario)
  • Cera de parafina (si es necesaria)
  • Nivel de burbuja (si es necesario)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mueve los alimentos, frascos o botellas fuera la puerta y cerca de cualquier cajón abierto. La puerta puede no ser capaz de cerrarse debido a que está golpeándose con cajones u objetos almacenados dentro de la nevera. Este problema se produce normalmente cuando la nevera está demasiado llena o cuando la comida no se almacena en la ubicación correcta dentro del electrodoméstico.

  2. 2

    Aprieta las bisagras de la puerta con un destornillador. La puerta del refrigerador puede que no pivotee para cerrar si los tornillos que sujetan las bisagras al gabinete se han aflojado. Aprieta los tornillos o pernos flojos para restaurar las bisagras y la puerta a su posición correcta. Consulta el manual para las instrucciones exactas del apriete.

  3. 3

    Verifica que el lado o la junta de goma más cercana a las bisagras no esté doblado o atascado. Las juntas que están sueltas o sucias pueden plegarse o atascarse y evitar que las puertas se cierren. Aplica una cera de parafina a la cara de la junta para evitar que se pegue y vuelve a sujetar cualquier junta suelta.

  4. 4

    Confirma que el refrigerador esté uniforme en todos los bordes utilizando un nivel de burbuja. Las patas del refrigerador deberían haber sido ajustadas cuando se instaló para hacer que el refrigerador esté perfectamente nivelado. La puerta puede que no pivotee para cerrarse si el aparato está inclinado hacia delante o hacia un lado. Consulta el manual de instrucciones para obtener más información sobre la nivelación de tu refrigerador.

  5. 5

    Verifica que el refrigerador tiene por lo menos una pulgada (2,54 cm) de espacio en todos los lados. La puerta puede abrirse si el refrigerador está apoyado en un mostrador o armario. Todos los refrigeradores domésticos requieren espacio para que el aire circule alrededor de los bordes. Puede que tengas que mover tu refrigerador si su ubicación actual no es adecuada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles