La puerta de mi refrigerador se pega

Escrito por renee miller Google | Traducido por pau epel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La puerta de mi refrigerador se pega
Limpiar o descongelar tu refrigerador puede reparar una puerta pegada. (Creatas Images/Creatas/Getty Images)

Una puerta de refrigerador pegada no es usualmente causada por una junta defectuosa o dañada. Frecuentemente cuando la junta está dañada, tu puerta no se cerrará en absoluto. Tu congelador puede pegarse temporalmente debido a sucio o salpicaduras, acumulación de hielo o el funcionamiento normal del sistema de vacío del aparato. Si tienes problemas con una puerta pegada, intenta solucionarlo antes de reemplazar la junta o llamar a un técnico para cambiar la puerta.

Otras personas están leyendo

Junta sucia

Los derrames azucarados de jugos u otras sustancias o la acumulación de suciedad en la junta o el exterior del congelador pueden causar que la puerta de éste se pegue al exterior cada vez que lo abres y cierras. Humedece un trapo con agua tibia jabonosa y limpia la junta y el exterior del refrigerador para remover todos los residuos o sustancias pegajosas. Seca con una toalla limpia y prueba la puerta. Si el problema era una junta sucia, tu puerta no debería pegarse. Para prevenir esta situación particular, limpia el exterior y la puerta de tu refrigerador por lo menos una vez al mes.

Vaselina para prevenir el pegado

La vaselina no es ideal para prevenir que una puerta de refrigerador se pegue. Los limpiadores abrasivos o aquéllos que contengan lejía o amoniaco, ceras, detergentes concentrados o líquidos inflamables también deben evitarse. Estos productos pueden dañar las superficies de tu refrigerador y congelador, así como las juntas de las puertas. Si deseas prevenir una puerta pegajosa, utiliza una capa delgada de cera de parafina después de limpiar tu puerta de congelador y junta.

Sello al vacío

Abrir la puerta de tu congelador permite que el aire caliente entre y el aire frío salga. Cuando cierras la puerta, el aire es enfriado y su volumen específico se reduce. Esta reducción crea un vacío que mantiene la puerta cerrada. Puede parecer que tu puerta de congelador está pegajosa cuando, en realidad, el sistema de vacío está haciendo su trabajo. Los congeladores con un dispositivo de liberación de vacío aceleran el proceso de igualación y usualmente no tienen problemas de puertas pegajosas, aunque algunos utilizan un sello de junta por aire comprimido, que no tiene este mecanismo de liberación de vacío. Esto significa que la puerta no puede abrirse, cerrarse, y luego abrirse de nuevo en rápida sucesión. Espera algunos segundos después de cerrar tu refrigerador antes de intentar abrirlo de nuevo, para hacer que la presión de aire dentro del refrigerador se iguale.

Dispositivo interno para hacer hielo

Si tu refrigerador tiene un dispositivo integrado para hacer hielo, éste puede acumularse en el brazo sensor del dispositivo o en la línea de suministro de agua. Si hay un bloque de acumulación de hielo muy grande, puede llegar a cubrir la superficie de la puerta y esto puede causar que la puerta se congele y se atasque después de estar cerrada por un tiempo. Para reparar este problema, levanta el brazo sensor para apagar el dispositivo de hielo y cierra la válvula de suministro de agua. Descongela tu refrigerador y el dispositivo para hacer hielo para derretir el hielo acumulado. Revisa la máquina de hilo periódicamente y descongela la unidad si notas acumulación de hielo en el brazo sensor o alrededor de la unidad, para prevenir el problema.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles