Cómo pulir el concreto

Escrito por lou paun | Traducido por ehow contributor

El concreto pulido es un material duradero que se está volviendo cada vez más popular, ya sea para hacer pisos, encimeras o baldosas. Las superficies más amplias como los pisos suelen pulirse con máquinas pesadas que se pueden alquilar. Los proyectos más pequeños pueden pulirse con una lijadora eléctrica común o con una lijadora manual. Pulir baldosas de concreto es un buen proyecto para principiantes.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Premezcla de concreto y arena o cemento, arena y agua, pigmento de color (opcional), un balde para mezclar, un palo para revolver, un bloque de cemento, una sierra de vaivén, una red de alambre, una botella rociadora, un martillo, una tabla de 2x4 para nivelar las incrustaciones (opcional), una pala pequeña o una niveladora, láminas de poliuretano, una esponja para la construcción, papel de lija para superficies secas/húmedas o almohadillas de diamante, una lijadora eléctrica (opcional), sellador de concreto

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige la mejor mezcla de concreto para tu proyecto. Usa una premezcla de concreto que tenga arena, o mezcla 1 parte de cemento, 2 partes de arena y media parte de agua. Si quieres usar un pigmento de un color brillante o vívido, usa cemento blanco y arena clara o blanca.

  2. 2

    Usa una sierra de vaivén para cortar el bloque de cemento para que quede de misma forma que el molde, pero un poco más pequeño. Coloca el bloque dentro del molde. Debería quedarte un espacio de aproximadamente 1 pulgada (2,54 centímetros) alrededor del bloque. Los bloques de cemento se endurecen y sostienen las baldosas, lo que hace posible verter una capa concreto de tan solo 1 pulgada (2,54 centímetros) de grosor.

  3. 3

    Rocía el bloque de cemento para humedecerlo un poco. Mezcla el concreto siguiendo las instrucciones del paquete. Viértelo en el molde, de a poco. Deténte varias veces y da un golpecito al borde del molde con un martillo, para dejar escapar las burbujas de aire.

  4. 4

    Arrastra el bloque de 2x4 sobre la parte superior del molde, de un lado al otro, para nivelar el concreto. Mientras lo haces, sacude el bloque suavemente hacia adelante y hacia atrás. Esto ayudará a comprimir el concreto húmedo. Si quedan depresiones, coloca un poco del exceso de concreto en ellas y vuelve a nivelar.

  5. 5

    Sin esperar a que el concreto se seque, coloca las incrustaciones en la superficie de la mezcla. Algunas incrustaciones que quedan bien son: pedazos de vidrio, pedazos de nácar, y hasta piedras bonitas.

  6. 6

    Cuando el agua de la superficie se haya evaporado, usa una niveladora o una pala pequeña para emparejar la superficie. Empuja las incrustaciones con la pala hasta que queden cubiertas con la crema de cemento y arena fina de la superficie del concreto.

  7. 7

    Usa una espátula para dar forma y emparejar los bordes de la baldosa.

  8. 8

    Coloca una lámina de poliuretano sobre el molde para conservar la humedad. Deja el concreto en este estado en un lugar cálido y seco durante al menos tres días. Rocía la superficie periódicamente para mantenerla húmeda.

  9. 9

    El concreto suele estar listo para pulir una vez transcurridos tres días. Si al pulirlo salen pedazos enteros de arena o de incrustaciones, espera otras 24 horas para hacerlo. Pule el concreto con papel de lija para superficies secas/húmedas o con almohadillas de diamante. Puedes usar una lijadora eléctrica, una manual, o una convencional. Comienza con una lija abrasiva de grano número 100 o 120 y pule toda la superficie de la baldosa.

  10. 10

    Limpia la baldosa cada tanto con una esponja húmeda para quitarle los desechos del lijado y para mantener el concreto un poco húmedo. Cambia a una lija abrasiva de grano número 220 y repite el proceso. Para terminar, usa una lija abrasiva de grano número 400. Si te gusta la nueva apariencia del concreto, deja de pulir. Si no, pule un poco más hasta que tenga el aspecto que quieres.

  11. 11

    Deja que el concreto se seque durante varios días más. Aplícale un sellador de concreto y deja que se seque completamente antes de usar la baldosa. Continuará endureciéndose durante 28 días desde su preparación.

Consejos y advertencias

  • Si la baldosa de concreto tiene pequeños orificios que no te gustan, rellénalos con una pasta de cemento y agua. Deja que la mezcla se endurezca durante varios días y pule la superficie. Usa guantes de goma cuando trabajes con concreto.
  • Usa un respirador descartable cuando mezcles pigmentos secos. Si el concreto húmedo entra en contacto con tu piel, lávala inmediatamente.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media