Cómo pulir cuernos de toro

Escrito por jack gerard | Traducido por frances criquet
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pulir cuernos de toro
Los cuernos para pólvora son hermosos objetos decorativos. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Las astas o cuernos de toro pueden utilizarse para decoración y también como cuerno para pólvora u otro tipo de recipiente. Un acabado suave y suntuoso es lo que se busca sin importar para qué vaya a ser utilizado. El método de pulido depende en gran medida de si el cuerno es fresco o viejo. Los cuernos viejos desarrollan una pátina, una película delgada causada por la oxidación al estar expuestos al aire. Como la pátina protege el cuerno de una oxidación mas profunda y le da una belleza de estilo antiguo, debes tener cuidado de no quitarla de los cuernos viejos cuando tratas de pulirlos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cuernos nuevos:
  • Hoja de afeitar
  • Papel de lija grueso
  • Papel de lija mediano
  • Papel de lija fino
  • Trapo de algodón o lienzo
  • Cera en pasta
  • Cuerno viejo o antiguo:
  • Detergente suave o jabón para platos
  • Pasta de dientes
  • Trapo o lienzo
  • Cera en pasta

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cuerno viejo

  1. 1

    Raspa el asta o cuerno ligeramente con una hoja de afeitar para quitar las partes rugosas. No apliques fuerza al hacerlo; pon la hoja de lado y deslízala suavemente sobre la superficie.

  2. 2

    Frota el cuerno con una esponja de lana de acero para pulir las zonas rugosas que pueda haber omitido la hoja de afeitar. No apliques presión en exceso.

  3. 3

    Comienza a lijar el cuerno con el papel de lija. Primero con el más grueso, sigue con el mediano y termina con el fino. No presiones demasiado, sino que aumenta ligeramente la presión con cada cambio de lija. Moja el cuerno y sécalo con un trapo de algodón entre cada lijada.

  4. 4

    Aplica cera en pasta para pisos, tablas de surf o automóviles para lustrar el cuerno y utiliza un trapo limpio de algodón para sacarle brillo.

    Cuerno antiguo

  1. 1

    Mezcla un detergente o jabón suave para vajilla con agua tibia. Con una esponja, humedece ligeramente el cuerno. Cuida que esté completamente húmedo pero no empapado.

  2. 2

    Frota el cuerno con la esponja para quitar la suciedad que pueda estar pegada. Enjuaga la esponja en el agua, estrújala para limpiarla, vuelve a mojarla y frota el cuerno nuevamente.

  3. 3

    Pon pasta de dientes en un trapo y frota el cuerno. La pasta de dientes contiene un abrasivo muy ligero que es lo suficientemente suave como para no dañar los dientes, de modo que puede quitar la suciedad o las grasas mientras pule un poco la superficie del cuerno.

  4. 4

    Utiliza la esponja y el agua de nuevo para limpiar el cuerno y quitar los restos de pasta de dientes que hayan quedado en la superficie. Enjuaga y estruja la esponja nuevamente y mójala para completar una última limpieza.

  5. 5

    Sécalo con un trapo limpio de algodón o lienzo. Usa una fuerza moderada para resaltar el brillo natural del cuerno y su pátina.

  6. 6

    Si lo deseas, puedes darle más brillo con lanolina o cera en pasta para pisos, cuidando de frotar bien para quitar cualquier exceso después de aplicarla.

Consejos y advertencias

  • Muchos cuernos de toro antiguos han sido raspados y el material es delgado; ten cuidado cuando lo pulas o lustres para no dañarlo o romperlo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles