Puntos de presión que gatillan la sensualidad en los hombres

Escrito por jane mcdonaugh | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Puntos de presión que gatillan la sensualidad en los hombres
Conocer los puntos de presión sensuales de un hombre es clave para ponerlo de ánimo. (Rayes/Photodisc/Getty Images)

Al igual que las mujeres, los hombres tienen zonas erógenas ubicadas en todo el cuerpo. Tocar y masajear estas zonas de la manera correcta durante la interacción sexual preliminar puede encender un fuego apasionado. Puedes saber qué puntos lo incitan de la manera precisa, pero también puedes sorprenderte por algunos de los lugares que quizás estás olvidando.

Otras personas están leyendo

Labios

Aunque los labios en su totalidad son sensibles, según "Cosmopolitan", la curva entre el labio inferior y su barbilla contiene receptores nerviosos muy sensibles. Mientras lo besas, agarra el labio inferior con tus labios y acaricia esta curva con la lengua, ida y vuelta.

Cuello

Hay un par de zonas erógenas en el cuello que son dignas de mención. La nuca y la clavícula son especialmente sensibles, así como la pequeña área justo debajo de la nuez de Adán. Toca suavemente la nuca con tus dedos, los labios húmedos o una pluma. Usa la parte plana de tu lengua suavemente para avanzar hasta la nuez, deteniéndote justo debajo de ella para hacer grandes círculos con la lengua.

Pezones

De acuerdo con el sitio web de "Cosmopolitan", los pezones de un hombre pueden ser aún más sensibles que los de una mujer, ya que las terminaciones nerviosas son más cortas. Además, los hombres generalmente no están acostumbrados a tener esa área tocada en el calor del momento. Rueda el pezón suavemente entre tus dedos, aumentando la velocidad y la presión. Poco a poco lame circularmente las afueras de la areola con la punta de la lengua, avanza en espiral hacia el interior hasta llegar al centro y luego muerde con suavidad.

Muslos interiores

De acuerdo con el sitio web de Yahoo Shine, puedes llamar a los muslos internos "el papel de regalo que envuelve su paquete." Lenta y firmemente tócalo en el muslo interior, a partir de la mitad del camino entre la rodilla y la ingle y avanza hacia arriba. Mueve tus dedos suavemente hacia arriba y abajo por la cara interna del muslo. Una vez que llegues arriba, pasa tu dedo hacia arriba y abajo por la grieta donde el muslo y la ingle se encuentran.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles