Cultura y ciencia

Cómo puntuar los pensamientos en un ensayo

Escrito por cat reynolds | Traducido por enrique pereira vivas
Cómo puntuar los pensamientos en un ensayo

Con cuidado y moderación elige qué incluir como un pensamiento.

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Así como los escritores de ficción nos permiten ahondar en el interior de la cabeza de un personaje de vez en cuando, los ensayistas también pueden hacerlo. En un ensayo, estas ojeadas crean una tensión narrativa entre la vida interna del escritor y las acciones exteriores, y eso hace que el ensayo sea más divertido de leer. Una configuración correcta de los pensamientos en el papel de una manera que no induzcan a una confusión en el lector es difícil. La claridad radica en la puntuación. Antes de puntuar, ten en cuenta la diferencia entre un pensamiento directo y un pensamiento indirecto. Los pensamientos directos son casi como el diálogo. Los pensamientos indirectos son parte de la narración.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. 1

    Coloca comillas alrededor de un pensamiento directo, al igual que lo harías con un diálogo. Por ejemplo, la segunda mitad de la última frase de este pasaje es un pensamiento directo: yo tenía cuatro años cuando mi madre y mi padre trajeron a casa a mi hermana pequeña. Me dieron un globo para que me sintiera especial también. Miré la carita rosada de mi hermana, y pensé: "Me pregunto, ¿qué pasará si hago estallar este globo?".

  2. 2

    Coloca una coma antes de la idea si comienzas con "Yo creía". Por ejemplo: Yo pensé: "Me pregunto, ¿qué pasará si hago estallar el globo?". Utiliza el punto apropiado de la puntuación para poner fin al pensamiento.

  3. 3

    Coloca una coma después de la idea si las palabras "Yo pensé" aparecen al final, así: Miré la carita rosada de mi hermana. "Me pregunto, ¿qué pasará si hago estallar el globo", pensé. Omite el signo de interrogación u otro punto de puntuación en este caso.

  4. 4

    Escribe un pensamiento indirecto como parte de la narrativa, más que como si se tratara de un diálogo. No utilices comillas. Hazlo de esta manera: Mi madre estaba sentada en el sofá para que pudiera ver a mi nueva hermana con mayor facilidad y me pregunté por qué era tan pequeña y si alguna vez llegaría a ser tan grande como yo. No coloques una coma después de "Me pregunté" cuando introduces el pensamiento. Alternativamente, podrías escribir: Mi madre estaba sentada en el sofá para que pudiera ver a mi nueva hermana con mayor facilidad. Ella era tan pequeña, me pregunté si alguna vez llegaría a ser tan grande como yo. Observa que aún no se coloca una coma después de "Me pregunté".

Consejos y advertencias

  • Algunos escritores escriben en cursiva el pensamiento directo, pero no es necesario.
  • Sé controlado cuando incluyas pensamientos en un ensayo. Utilízalo sólo para llamar la atención sobre un momento importante, sobre todo en el pensamiento directo que ralentiza el ritmo del lector.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media