Cómo purificar la sal usando la solubilidad

Escrito por michael judge | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo purificar la sal usando la solubilidad
La sal es altamente soluble en agua. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Purificar la sal es posible debido a su alta solubilidad en agua. Las impurezas tales como arena o gravilla no se descomponen tan fácilmente en agua, por lo que permanecen en estado sólido después de que la sal ya se ha roto. Es entonces posible separar las dos. Cuando una sustancia como la sal se disuelve en el agua, los sólidos se rompen en átomos individuales que fácilmente pasarán a través de un filtro. Los químicos, de manera similar, purifican los compuestos químicos, tanto a pequeña escala en el laboratorio y en gran escala en la producción industrial.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sal contaminada
  • Escala para pesar
  • Agua
  • Contenedores graduados
  • Palo para revolver
  • Filtro de embudo
  • Filtro de papel (cónico)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Pesa la sal que deseas purificar y registra el peso en gramos. Este peso incluye también la masa de las impurezas que deseas eliminar.

  2. 2

    Calcula la cantidad de agua necesaria para disolver la sal que tienes. Divide la masa en gramos de la sal impura entre 35,7; luego multiplica el resultado por 100. Puesto que la solubilidad de la sal a temperatura ambiente es de 35,7 gramos por 100 mililitros de agua, este cálculo da los mililitros de agua que necesitas. Si el peso de tu sal impura era 50 gramos, por ejemplo, utiliza 50/35,7 o 140 mL.

  3. 3

    Llena un recipiente graduado con la cantidad necesaria de agua. Ten en cuenta las marcas de graduación en el lado del recipiente para rastrear la cantidad de agua que has agregado.

  4. 4

    Añade la sal impura al recipiente que contiene el agua y agítalo durante cinco a 10 minutos. Detectar si las impurezas se han disuelto puede no ser posible con sólo mirar la solución. Agita la mezcla durante bastante tiempo para asegurar de que se haya disuelto toda la sal.

  5. 5

    Coloca el embudo en el segundo recipiente y coloca un filtro de papel cónico dentro del embudo.

  6. 6

    Lentamente y con cuidado vierte la solución de sal impura a través del filtro de papel, de manera que la solución se ejecute en el segundo recipiente por debajo del embudo. No reboses el embudo o vayas detrás del filtro de papel. Continúa hasta que hayas transferido toda la solución a través del papel y en el segundo recipiente. Las impurezas son capturadas en el filtro de papel, dejando atrás una solución de sal pura en el agua.

  7. 7

    Retira el embudo y el filtro de papel del segundo recipiente y permite que el contenedor se asiente hasta que el agua se evapore. Después de que toda el agua se haya evaporado, la sal pura se quedará en el recipiente.

Consejos y advertencias

  • Puedes acelerar la evaporación del agua de la solución de sal pura calentando el recipiente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles