¿Qué quesos son buenos para las dietas?

Escrito por andrea cespedes Google | Traducido por lucas huidobro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué quesos son buenos para las dietas?
El queso parmesano ofrece mucho sabor en pequeñas pociones. (parmiggiano image by Renato Francia from Fotolia.com)

El queso a veces es considerado como un alimento de alto contenido de grasa para las personas que hacen dieta. El queso ofrece un buen sabor innegable y textura para varias comidas. Usarlo moderadamente mientras haces dieta puede ayudarte a satisfacer tus papilas gustativas y hacerte sentir lleno por más tiempo debido a su contenido de grasa.

Otras personas están leyendo

Quesos naturalmente bajos en grasa

El queso feta, el mozzarella parcialmente descremado y el queso de cabra tienen menos calorías por onza (28,3 g) que el cheddar o brie. Por ejemplo, una onza (28,3 g) de feta contiene 75 calorías y 6 gramos de grasa, mientras que una onza (28,3 g) de cheddar contiene 114 calorías y 9 gramos de grasa. El feta sirve como una buena cubierta para ensaladas o asado sobre un pollo. El mozzarella parcialmente descremado puede ser derretido en una tortilla de huevos blancos o asado sobre tomates para un plato adicional rápido. El queso de cabra puede ser utilizado en lugar de queso crema en tostadas o mezclado con hierbas para hacer una sabrosa pasta para sándwich.

Técnicas

Los quesos duros como el parmesano, romano, asiago y el cheddar viejo tienen sabores fuertes que pueden ser utilizados en pequeñas cantidades para acentuar los platos. Solo una cucharada de queso duro rallado le da profundidad a los vegetales al vapor, huevos blancos revueltos o a una ensalada mixta y agrega solamente 25 calorías y 1,5 g de grasa. Lanzar una cáscara de parmesano en una sopa a base de caldo o en un guiso da un sabor profundo sin añadir calorías extras.

Consejo de un experto

Un estudio de la Universidad Curtin en Australia descubrió que comer cinco porciones de alimentos lácteos bajos en grasa, incluyendo queso fresco, provocaba una mayor pérdida de peso y de grasa luego de 12 semanas en vez de tres porciones por día. El queso ricotta bajo en grasa es otra buena elección dietética que te ayuda a estimular las raciones de alimentos lácteos. Mézclalo con fresas y un edulcorante sin calorías para postre o utilízalo en cazuelas.

Opciones bajas en grasa

Muchos quesos tienen contrapartes dietéticos o bajos en grasa. A veces, el sabor y textura de estas versiones son un mal sustituto de los verdaderos. Utiliza versiones bajas en grasa y sin grasa de cheddar, gouda y monterey jack en cazuelas y en salsas donde sus deficiencias son cubiertas por otros ingredientes.

Consideraciones

Si no puedes vivir sin una onza (28,3 g) de queso roquefort de buena calidad en tu ensalada (o quieres disfrutar unas muestras de una tabla de queso gourmet) hazlo. Solo recuerda cortar grasa en otros lugares a lo largo del día. Si tienes queso en tu ensalada, saltéate las nueces y el aguacate. Una rebanada de queso derretido en un sándwich significa que debes elegir carne magra como pavo de una charcutería o pechuga de pollo en vez de pastrami o salchichón. Si disfrutas de un aperitivo de queso y galletas, detente en una onza (que es del tamaño de un par de dados) para mantener a raya tus calorías.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles