¿Cuál es la química de la nutrición?

Escrito por laura reynolds | Traducido por pau epel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

A todos nos han dicho que comiéramos zanahorias para tener buena vista o vegetales de hojas verdes para mantener la sangre saludable, ¿pero cómo sabemos que determinados alimentos son tan importantes para nuestra salud?. La respuesta está en la química de la nutrición. El organismo humano es un complejo de sistemas interdependientes, los cuales trabajan usando químicos otorgados por los alimentos. La mayor parte de nuestra salud depende de la elección que hagamos de la comida -nuestras vidas dependen de la provisión del combustible para las reacciones químicas que desarrollan y sustentan nuestros cuerpos.

Otras personas están leyendo

Identificación

La dieta es lo que comemos, y la ciencia de la nutrición estudia cómo nuestros cuerpos la usan. Aunque los alimentos nos nutran directamente (como en el caso de las proteínas que forman el tejido) o indirectamente (como ciertas enzimas que desencadenan los procesos metabólicos), todo esto está sujeto a la reacción química durante el proceso digestivo. Identificar los químicos que son beneficiosos para el cuerpo -y las cantidades en las que son necesarios- puede ayudar a la gente a sentirse mejor y a vivir por más tiempo. Los nutricionistas evalúan la química del cuerpo para identificar estos nutrientes, así como también a los que pueden dañarlo o interferir con la efectividad de otros.

Historia

La ciencia de la nutrición data de los griegos, quienes dedujeron que ciertos alimentos contenían elementos que beneficiaban al cuerpo, ya que la gente saludable tendía a comer los mismos grupos de comidas El estudio científico de la nutrición comenzó con el químico francés Lavoisier, quien desarrolló el concepto de metabolismo -el proceso químico que provee la energía que recorre el cuerpo-. Durante el siglo XIX, los químicos estudiaron la composición y la función de los minerales y grasas de los alimentos, y establecieron la ciencia de la nutrición. A comienzos del siglo XX, universidades norteamericanas como Johns Hopkins ayudaron a hacer de dicha ciencia más que una simple investigación sobre la química. A mediados de siglo, las principales vitaminas habían sido identificadas y organizaciones gubernamentales contaban con suficiente información para comenzar a hacer públicos requerimientos mínimos de nutrientes específicos. La ciencia de la nutrición actual continúa refinando el rol de los nutrientes, particularmente rastros -compuestos que aparecen para beneficiar, pero de los cuales no ha sido descubierta una cantidad necesaria- y los componentes que aparecen para afectar la química cerebral. La "ingeniería" de la comida y la nanotecnología están siendo desarrolladas para mejorar el valor nutritivo de los cultivos y la agricultura mundial.

Función

Todos los alimentos contienen químicos que forman parte de los componentes que conocemos como vitaminas, carbohidratos, grasas y proteínas. Elementos como el cromo, cobre, yodo, hierro, manganeso y zinc son llamados "de rastro", y proveen materiales crudos a la sangre, huesos y a la producción de nervios, o desencadenan la producción de hormonas, anticuerpos o químicos del sistema inmunológico. Los carbohidratos y las grasas proveen material crudo para la producción de energías, aislando las capas que rodean los órganos vitales que amortiguan la piel.

Consideraciones

Químicos y nutricionistas han determinado que el valor de las vitaminas, minerales y otros nutrientes no está simplemente determinados por los químicos que contienen, sino por la combinación y las formas de los químicos que están presentes en grupos de alimentos. Comer una dieta bien balanceada es siempre mejor que tomar suplementos vitamínicos químicos. Debido a que la investigación en la industria de la nutrición continúa, nuevos nutrientes (y nuevas funciones para los viejos) son identificadas y nuevas pautas publicadas. Revisiones periódicas son publicadas en el departamento de agricultura de los Estados Unidos.

Ideas falsas

Puedes de hecho obtener demasiado de algo bueno. Demasiado calcio sin la vitamina D necesaria para metabolizarlo en los huesos es inútil. Ciertos componentes pueden causar problemas en grandes dosis o interactuar de forma negativa unos con otros. Las vitaminas A, B, B12, C, D y E tienen todas posibles efectos adversos en grandes dosis. Asegúrate de conocer las consecuencias químicas antes de "mega"- ingerir cualquier suplemento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles