¿Qué químicos domésticos pueden causar una reacción química?

Escrito por john brennan | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué químicos domésticos pueden causar una reacción química?
La lejía reacciona con una variedad de otros químicos domésticos. (Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

Es importante conocer las propiedades de los químicos de limpieza domésticos antes de intentar mezclarlos. Algunos agentes limpiadores son más o menos inofensivos, mientras que otros pueden reaccionar y liberar gases tóxicos cuando se combinan. El vinagre y el bicarbonato, por ejemplo, no te causarán ningún daño. Una mezcla de amoníaco y lejía, por otra parte, es un tema diferente.

Lejía y ácido

La lejía es una solución altamente alcalina que reacciona con los ácidos, como los que se encuentran en muchos limpiadores de azulejos y de inodoros, para generar gas de cloro, que burbujea rápidamente en la solución. El cloro se usaba como gas venenoso en la Segunda Guerra Mundial, y definitivamente no es algo que quieras tener cerca. La lejía puede reaccionar con el vinagre también para liberar gas de cloro, aunque en este caso se produce mucho menos, dado que el vinagre es un ácido más débil y menos concentrado.

Ácido, amoníaco e hidróxido de sodio

Los ácidos como los que se encuentran en los limpiadores de azulejos o de inodoros, el vinagre y el zumo de limón pueden reaccionar con el amoníaco y con el hidróxido de sodio, ambos básicos. Las soluciones de amoníaco sufrirán una reacción de neutralización con un ácido; el vinagre y el amoníaco, por ejemplo, forman acetato de amoníaco. El hidróxido de sodio es una base mucho más fuerte que se encuentra en algunos limpiadores de hornos y la mayoría de abridores de drenajes. También reacciona con los ácidos, pero la reacción aquí es más violenta y puede liberar una considerable cantidad de calor. El amoníaco y la lejía también reaccionan para liberar un cóctel de gases tóxicos, incluyendo varios compuestos de cloramina e incluso hidrazina (un compuesto que se usa a menudo para hacer combustible para cohetes). Ese es el motivo por el que mezclar amoníaco y lejía en casa nunca es buena idea.

Bicarbonato y ácido

Mezclar bicarbonato con un ácido como zumo de limón, vinagre o ácido hidroclórico de suministros de piscina causará una neutralización ácido-base, muy parecida al amoníaco y el vinagre. Esta neutralización con bicarbonato de sodio, sin embargo, casi siempre libera una gran cantidad de burbujas de dióxido de carbono. Mientras se incrementa la concentración de ácido carbónico en la solución, se descompone en CO2y agua, y la solución burbujea furiosamente. El peróxido de hidrógeno también puede causar una reacción algo violenta al combinarse con cloro.

Inflamables

Entre las reacciones químicas más peligrosas que puedes tener en casa están las que implican químicos infamables. La acetona es altamente volátil, y en concentraciones suficientes, su vapor puede prenderse por el calor o por una chispa y comenzar una combustión (que es, después de todo, una reacción química). Muchos quitaesmaltes contienen acetona. Los químicos como el etanol en el licor y el isopropanol en el alcohol de frotar también son inflamables, aunque suelen ir diluidos con agua y por tanto son difíciles de quemar. El gas natural y el propano, por supuesto, también son altamente inflamables.

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles