Cómo quitar abolladuras en artículos de acero inoxidable usando aire comprimido

Escrito por jennifer eblin | Traducido por eduardo moguel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitar abolladuras en artículos de acero inoxidable usando aire comprimido
Quitar las abolladuras del acero inoxidable lo hace parecer nuevo. (Ryan McVay/Photodisc/Getty Images)

El aire comprimido viene en latas de metal con el aire extremadamente compactado en su interior. Un pequeño tubo en el exterior permite que apuntes el aire a una ubicación específica. Aunque los fabricantes diseñan estas latas para limpiar teclados de computadoras y otras partes electrónicas, el aire comprimido también es útil para realizar reparaciones caseras. Una pequeña lata contiene el aire suficiente como para reparar abolladuras menores en artículos de acero inoxidable, incluyendo refrigeradores, estufas e incluso tostadoras.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un trapo húmedo
  • Aire comprimido
  • Un secador de cabello

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Hunde el trapo en agua fría o fresca y exprímelo para remover la mayor parte del líquido. Frota la tela sobre el área golpeada para limpiar cualquier polvo o suciedad y para comenzar a disminuir la temperatura del acero inoxidable.

  2. 2

    Sacude ligeramente la lata de aire comprimido con tus manos e introduce el tubo incluido si las abolladuras están en un aparato pequeño. Si lo usas para aparatos grandes, deja el tubo a un lado. El tubo te permite apuntar el aire hacia sitios pequeños, pero para aparatos o golpes grandes necesitarás rociar una superficie mayor.

  3. 3

    Da vuelta la lata y posiciona el agujero de salida del aire a unos centímetros de la abolladura. Aprieta la boquilla, que libera el aire y dirígelo hacia la abolladura. rocía la abolladura por algunos segundos o hasta que congeles el área. Deberás notar una pequeña capa de humedad cubriendo el golpe.

  4. 4

    Ajusta el secador de pelo a la potencia máxima e inmediatamente enciéndelo. Dirígelo hacia la abolladura, manteniendo el aire a unas cuantos centímetros del acero. El secador calentará rápidamente el material, lo que hará que se contraiga y expanda.

  5. 5

    Repite el proceso si permanece la abolladura. Al apuntar el secador hacia el golpe, con suavidad presiona el acero alrededor de la abolladura. La presión de tus manos, junto con el calor, la quitarán.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles