DESCUBRIR
×

Cómo quitar las arrugas de la lana

Actualizado 12 febrero, 2018

El clima se vuelve frío y decides usar tu prenda favorita de lana, quizás un suéter, una pollera, una bufanda o un abrigo. Quizás utilizaste el saco ayer y quieres usarlo nuevamente, y notas que está arrugado. La lana tiende a arrugarse menos que el algodón o el lino, pero las arrugas pueden desarrollarse al usar las prendas, especialmente si te sientas en una silla o en un automóvil por mucho tiempo. La lana también puede arrugarse estando almacenada. Sin embargo, existen algunas formas de quitar las arrugas de este material.

Instrucciones

Martin Poole/Digital Vision/Getty Images
  1. Cuelga tu prenda de lana durante al menos 24 horas luego de usarla. Utiliza perchas de madera o plástico pues las de alambre pueden causar marcas y bultos en la tela. Las arrugas en la lana tienden a aflojarse y desaparecer fácilmente y colgar el elemento a veces puede solucionar el problema.

  2. Cuelga la prenda en un baño con vapor si las arrugas son obstinadas. El vapor puede quitar arrugas fácilmente de la lana. Cuélgala en un gancho en la puerta o pared o desde un toallero alejado del agua. Abre una ducha caliente durante 10 a 20 minutos para crear vapor. Mantén la puerta cerrada y deja la lana dentro durante una hora. Cualquier arruga aún visible debería desaparecer entre una o dos horas.

  3. Plancha la lana con una plancha en seco en configuración lana, que es de baja temperatura. Toma una tela de algodón blanca o de un color claro como una toalla para vajillas, un pañuelo o una sábana. Rocía una niebla de agua destilada sobre la tela y luego colócala sobre la arruga y plánchala. Presiona la prenda desde el lado interno si es posible. Presiona y levanta la plancha en vez de moverla hacia adelante y hacia atrás.

Necesitarás

  • Perchas de madera o plástico
  • Una ducha caliente
  • Plancha seca
  • Un paño limpio de algodón
  • Agua destilada
  • Un rociador