Cómo quitar los azulejos del baño

Escrito por kayar sprang | Traducido por pei pei
Cómo quitar los azulejos del baño

Si has tomado la desición de cambiarlos, empieza con el pie derecho.

Liquidlibrary/liquidlibrary/Getty Images

Una de las tareas obligatorias cuando de actualizar tu cuarto de baño se trata, es reemplazar los azulejos. El primer paso por supuesto, es quitar todas las baldosas viejas. Ya sean vinílicos o de cerámica, los azulejos se remueven básicamente de la misma forma usando las mismas herramientas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Gafas de seguridad
  • Espátula de metal ancha
  • Un destornillador de punta plana
  • Un martillo pequeño
  • Un cincel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quita todas las piezas, como jaboneras, cepilleros y toalleros que estén sobre el área cubierta por azulejos.

  2. 2

    Ponte tus gafas de seguridad y toma una espátula bien ancha. Si hay huecos de piezas que hacen faltan, ya tienes un punto de partida. Sólo desliza la hoja de la espátula por debajo de un lado de la baldosa y haz palanca. Si la lechada luce reseca y quebradiza o demasiado flexible, podrás sacar todos los azulejos con bastante facilidad.

  3. 3

    Marca un punto de partida en la pared. Esto será necesario en caso de que los azulejos no se despeguen fácilmente con ayuda de la espátula. Lo que tendrás que hacer será eliminar parte de la lechada. Comienza empujando el extremo de un destornillador de punta plana a lo largo de una línea de lechada. Si ésta cede, continúa trabajando de esta manera. Luego prueba deslizando la espátula por debajo de la baldosa y haciendo palanca hasta que logres removerla.

  4. 4

    Retira el cemento, pegaazulejo o lechada difícil, mediante el uso de un cincel y un martillo pequeño. Sostén el cincel con firmeza en una línea de lechada. Luego golpea con el martillo para romper la línea. Continúa eliminando el material alrededor de todos los azulejos del baño.

  5. 5

    Quita los azulejos. Afloja todas las piezas que son difíciles de levantar ayudándote con el martillo. Coloca el borde de la hoja de tu espátula contra el borde de la baldosa, y a continuación, golpea en el mango con el martillo hasta que la pieza se suelte.

Consejos y advertencias

  • Ten cuidado de no dañar el material que está por debajo de las baldosas, a menos que hayas decidido cambiarlo también.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media