Cómo quitar la cera de las frutas y de las verduras

Escrito por misty s. bledsoe | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitar la cera de las frutas y de las verduras
Quita la cera de las verduras antes de comerlas. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

La cera que se desarrolla en las frutas y verduras se produce naturalmente para evitar que las frutas y verduras pierdan mucha humedad. Los comercios añaden una capa de cera aprobada a sus frutas y verduras cuando las procesan. Esta capa permite prolongar su vida útil durante el transporte y evita que se machuquen o se sequen. Es una buena idea quitar la cera antes de preparar o comer los vegetales y las frutas debido a que las bacterias nocivas quedan atrapadas entre la cáscara y la cera.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 2 tazones grandes
  • Agua tibia
  • Un cepillo de verduras
  • Unas toallas de papel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava tus manos con agua caliente jabonosa durante al menos 20 segundos antes de tocar tus frutas y verduras. Coloca estas últimas en un tazón cerca del fregadero. Si están envasadas en una bolsa cerrada y están etiquetadas como prelavadas, de acuerdo con la FDA (Administración de alimentos y medicamentos, por sus siglas en inglés), no necesitas lavar estos artículos. Sin embargo, la FDA recomienda que las frutas o verduras etiquetadas como precortadas y prelavadas que vienen en una bolsa abierta sean lavadas nuevamente antes de consumirlas.

  2. 2

    Abre el grifo hasta que el agua esté tibia o caliente.

  3. 3

    Frota el exterior de cada fruta o verdura con el cepillo para verduras, bajo el agua corriente. Si tienes brotes, simplemente debes lavarlos con agua. Frota los tomates blandos suavemente. Lava las frutas y verduras aún adheridas a la vid, como las uvas, colocando las piezas individuales bajo el agua tibia, moviendo las piezas individuales para permitir que el agua penetre entre las mismas.

  4. 4

    Coloca cada pieza de frutas o verduras que has fregado y enjuagado dentro de otro tazón grande y limpio a medida en que terminas de hacerlo.

  5. 5

    Seca cada trozo de fruta o verdura con una toalla de papel para quitar los residuos. Si tienes frutas blandas, como las uvas, seca suavemente, dando pequeños toquecitos con la toalla de papel.

Consejos y advertencias

  • Si lavas las frutas y verduras bajo el agua corriente quitas la cera y las bacterias. Si las sumerges en un tazón o en tazón de agua tibia es posible que los residuos de cera y las bacterias se adhieran nuevamente. Al adoptar el hábito de quitar la cera de tus frutas y verduras reduces la posibilidad de consumir las bacterias nocivas. Si no tienes acceso al agua tibia, es preferible que las enjuagues bien con agua fría a que no lo hagas. Puedes sustituir el cepillo para las verduras con un estropajo nuevo y limpio, de los que se usan para lavar los platos.
  • La FDA no recomienda usar jabones o detergentes para lavar las frutas y verduras ya que puede penetrar en las que tienen una textura porosa, como las manzanas, la lechuga, la col, las ciruelas o el apio. Consumir jabón o detergente puede provocar enfermedades serias.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles