Cómo quitar el olor a huevo podrido del agua de pozo

Escrito por allan robinson | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

El olor a huevo podrido en el agua de pozo es causado por el sulfuro de hidrógeno. Este compuesto es un contaminante común en el agua de pozo y usualmente viene de los yacimientos de carbón. El hedor del sulfuro de hidrógeno es normalmente detectable en concentraciones mucho más bajas que el nivel toxico, así que este problema es más cosmético que de seguridad. Puedes quitar el olor a huevos podridos del agua de tu pozo con lejía de uso doméstico.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Llave inglesa
  • 2 galones (7,57 litros) de lejía de uso doméstico
  • Contenedor de 12 galones (45,4 litros)
  • Agua
  • Manguera de jardín

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Desconecta la bomba y remueve la tapa del cabezal del pozo con una llave inglesa. Hala gentilmente el cable eléctrico de la bomba fuera de la tubería de revestimiento, teniendo cuidado de no desconectar los cables. Esto prevendrá que la lejía corroa los cables.

  2. 2

    Compra dos galones (7,57 litros) de lejía de uso doméstico. Esto debe ser una solución de 5.25% de hipoclorito de sodio que no contenga colorantes ni perfumes. Vierte la lejía en un contenedor de por lo menos 12 galones (45,4 litros) y agrega 10 galones (37,8 litros)de agua. Mezcla bien la solución y viértela en el cabezal del pozo. Conecta de nuevo la bomba del pozo.

  3. 3

    Conecta uno de los extremos de la manguera de jardín al grifo exterior más cercano al cabezal y coloca el otro extremo por lo menos a 3 pies (0,91 metros) de profundidad en el pozo. Abre el grifo tanto como puedas y haz correr el agua durante 15 minutos. Cierra el grifo y remueve la manguera del cabezal del pozo. Pon los cables eléctricos de la bomba en su posición original y cierra la tapa del cabezal.

  4. 4

    Abre todos los grifos de tu casa y tira la cadena de los baños repetidamente. Cierra cada grifo y deja de tirar las cadenas cuando huelas lejía viniendo de ellos.

  5. 5

    Permite que el agua del pozo repose de 8 a 24 horas sin usarla.

  6. 6

    Coloca el extremo abierto de tu manguera de jardín en un sitio en donde el agua con lejía no le haga daño a las plantas y abre el grifo. Deja que el agua corra por hasta dos horas hasta que ya no huelas lejía viniendo de la manguera.

  7. 7

    Deja que el agua corra en todos los desagües internos hasta que ya no huela a lejía.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles