Cómo quitar persianas venecianas

Escrito por dianne christensen-herman | Traducido por antonella iannaccone
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitar persianas venecianas
Puede que tengas que quitar las persianas con el fin de limpiar. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las persianas venecianas han existido por más de 200 años, pero el origen exacto o el país de su origen es desconocido. Las láminas vienen en varios estilos como el ancho de 1 pulgada (3 cm) o 2 pulgadas (6 cm), lo que puede mejorar el aspecto de las persianas o dejar entrar más luz. Estas persianas también vienen en materiales de aluminio o vinilo, dependiendo de su preferencia, y pueden ser relativamente baratas. Las persianas venecianas requieren mantenimiento de rutina para mantenerlas libres de polvo. Primero tienes que quitar las persianas antes de que puedas limpiarlas o transferirlas a otra ventana.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Escalera o taburete

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Toma la cenefa de la cortina de la cabeza del carril mediante la apertura de las puertas del soporte en el lateral y el levantamiento de la cenefa de los soportes.

  2. 2

    Quita las persianas venecianas de la pared usando la varilla de inclinación para abrir las lamas a la posición abierta horizontal.

  3. 3

    Tira del cable de elevación para levantar las persianas todo el camino hasta la parte superior de modo que toque la parte inferior de la cabeza del carril. Inmovilizalas en su lugar inclinando el cable de elevación al lado (izquierdo o derecho, dependiendo del modelo) hasta que sientas el mecanismo de bloqueo captura.

  4. 4

    Empuja las persianas contra la pared antes de sacarlas de los soportes.

  5. 5

    Levanta la cabeza del carril de los corchetes luego de que el soporte de la puerta se abra y baje las persianas.

Consejos y advertencias

  • Puede que tengas que utilizar una escalera o una silla para llegar a la parte superior de las persianas. Puede ser una buena idea tener una segunda persona para agarrar la persiana después de que la quites, ya que pueden ser pesadas ​​y te puedes tropezar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles