Cómo quitar la piel de las almendras

Escrito por athena hessong Google | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitar la piel de las almendras
La piel marrón de las almendras se adhiere firmemente y quitarla te llevará más de un paso. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

La piel de las almendras tiene una textura fibrosa y un sabor ligeramente amargo que puede resultar desagradable y puede alterar el sabor natural de la misma. Quitar la piel revelará la dulzura natural de las almendras, lo que no sucede con las que conservan la piel intacta. Para hacerlo debes calentarlas en agua hirviendo y quitar la piel. Al hervirlas, la piel firme de la almendra se suelta, permitiéndote liberar fácilmente el fruto seco.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una cacerola
  • Almendras con piel
  • Un colador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Combina las almendras con piel con la suficiente cantidad de agua como para cubrirlas en una cacerola. Lleva a un hervor a fuego medio alto.

  2. 2

    Hierve las almendras durante dos o tres minutos.

  3. 3

    Vierte las almendras en un colador sostenido sobre un fregadero.

  4. 4

    Enjuaga las almendras en el colador con agua fría corriente hasta que se enfríen.

  5. 5

    Sostén cada almendra entre el dedo índice y el pulgar y apriételas para quitarles la piel. Repite este procedimiento con las restantes.

  6. 6

    Usa las almendras sin piel en cualquier receta que requiera almendras blanqueadas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles