Cómo quitar las puertas corredizas de la ducha

Escrito por danny donahue
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitar las puertas corredizas de la ducha

Las puertas corredizas de tu ducha proporcionan una barrera sólida entre ésta y el resto del baño. Un problema que tienen las puertas corredizas de las duchas es que se pueden romper. Puede haber accidentes y los niños pequeños son traviesos. Si una puerta corrediza se rompe, el panel de vidrio o plástico podrían causar heridas graves. Al quitar las puertas e instalar una cortina para la ducha reducirás ese riesgo. Quitar las puertas corredizas de la ducha te tomará sólo unos minutos, un par de herramientas y algo de conocimientos técnicos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una espátula para masilla 5 en 1
  • Un destornillador
  • Una pistola de silicona con silicona blanca
  • Un par de guantes de trabajo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Desliza la puerta exterior de la ducha hasta la mitad del carril. Sujeta firmemente esta puerta por cada lado. Levántala para soltarla de la parte inferior de su carril. Bájala de modo que la parte inferior quede fuera del compartimiento de la ducha para soltar la parte superior de la misma. Desecha la puerta exterior o guárdala para que la uses en un futuro.

  2. 2

    Desliza la puerta interna hacia el centro del carril. Levántala para soltarla del carril inferior. Empuja la parte inferior de esta puerta y bájala al compartimiento de la ducha para que puedas soltar la parte superior de su carril. Desecha esta puerta o guárdala para proyectos futuros.

  3. 3

    Quita los tornillos de sujeción del carril superior con tu destornillador. Sostén el centro de este carril con una mano. Golpea la parte inferior de un extremo del carril con la palma de tu mano libre para soltarla del carril lateral. Saca el extremo opuesto del carril superior. Desecha, o guarda, el carril superior y los tornillos.

  4. 4

    Quita los tornillos de sujeción de la parte inferior y los dos rieles laterales. Desliza la punta de tu espátula para masilla 5 en 1 dentro de las juntas de silicona y jala la herramienta para cortar la silicona y soltar los rieles. Jálalos para quitarlos y deséchalos o guárdalos con los tornillos de sujeción.

  5. 5

    Raspa suavemente la silicona de las paredes y la superficie del compartimiento de la ducha. Llena los agujeros de los tornillos con silicona de tu pistola. Limpia la superficie de los puntos de silicona con un trapo húmedo para alisar cada punto. Deja que la silicona se seque durante 12 horas antes de usar tu ducha.

Consejos y advertencias

  • Ponte siempre guantes de trabajo al usar herramientas manuales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles