Cómo quitar los tornillos del sistema de escape

Escrito por cayden conor | Traducido por aurelius smith
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitar los tornillos del sistema de escape
A veces los tornillos del escape están tan corroídos que una llave y zócalo convencionales no los quitan. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Sin importar qué tipo de auto o camioneta conduzcas, eventualmente tendrás que cambiar algo en el escape, ya sea la junta, el silenciador, el convertidor catalítico o el colector. Los tornillos del sistema de escape tienden a estar oxidados, lo cual complica su remoción y puede llevar a que se rompan o rompan las herramientas.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un lubricante WD-40 o Twister
  • Un juego de zócalos
  • Un juego de llaves
  • Una barra de extensión
  • Un cincel de aire
  • Un taladro y broca

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Pulveriza los tornillos con lubricante WD-40 o Twister. Deja que se humedezcan por 10 a 15 minutos. Intenta quitarlos usando un zócalo o llave. Si los tornillos todavía no se mueven, pulverízalos de nuevo, dejando que el lubricante se empape e intenta de nuevo.

  2. 2

    Desliza el extremo abierto de la llave sobre el tornillo. Desliza la barra de extensión en el extremo cerrado con la llave. Una manija más larga te dará más palanca para trabajar en el tornillo. Presiona consistentemente, de cualquiera manera tendrás más fuerza, en la barra de extensión. Si el tornillo no se afloja, pasa al próximo paso.

  3. 3

    Engancha el cincel de aire. Colócalo en uno de los bordes hexagonales del tornillo. Usa pequeñas salidas del cincel de aire para golpear el tornillo hacia la izquierda (hacia la izquierda se afloja, hacia la derecha se ajusta) para intentar aflojarlo. Esto destruirá el tornillo así que necesitarás usar uno nuevo para volver a colocar el escape. Esto suele funcionar, pero a veces un tornillo está muy agarrado y no saldrá. En este caso, pasa al próximo paso.

  4. 4

    Corta la cabeza del tornillo con el cincel de aire. Usa una broca de taladro un poco más pequeña que el tornillo, y taladra el mismo para sacarlo del orificio. Si tienes suficiente cuidado no dañarás la rosca del orificio. Si lo haces, tendrás que instalar un helicoide.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles