Cómo quitarle la barba a los mejillones

Escrito por fay reynolds | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitarle la barba a los mejillones
Quítales la barba a los mejillones antes de cocinarlos. (Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images)

Los mejillones constituyen una opción fácil y poco costosa para disfrutar un aperitivo o una comida de mariscos frescos. La mayoría de los mejillones que se venden en las tiendas son criados en granjas comerciales durante todo el año, por lo que siempre están en temporada. Un vez que traes los mejillones a tu casa, debes limpiarlos y clasificarlos para evitar contaminaciones e intoxicaciones. Antes de comenzar a cocinarlos, límpialos, quítales la barba y examínalos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Mejillones
  • Fregadero
  • Tres recipientes enfriados o llenos de hielo
  • Cepillo de cerda dura
  • Cuchillo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra los mejillones frescos en una tienda de mariscos o pescadería de tu confianza. Ordena 1/2 libra (226 g) de mejillones por persona si los vas a usar como aperitivo o con pasta o sopa, y ordena una libra (454 g) por persona si planeas usarlos como plato principal. Pídele al vendedor que los empaque en una bolsa con hielo y refrigéralos inmediatamente cuando llegues a casa.

  2. 2

    Coloca tus mejillones en un recipiente con agua helada por 10 minutos. Esto hace que los mejillones despidan la arena y la suciedad que pudieran haber ingerido.

  3. 3

    Retíralos del agua, uno a uno, y lávalos bajo el chorro de agua fría en el fregadero de la cocina, frotando la arena y la suciedad de las valvas con un cepillo de cerda dura.

  4. 4

    Retira las barbas que veas sobre las valvas de los mejillones tirando de los pelos hacia la unión de las mismas. Si tiras de las barbas en contra de la dirección de la unión de las valvas puedes matar prematuramente al mejillón. Coloca los mejillones limpios en otro recipiente con agua helada.

  5. 5

    Examina cada mejillón para verificar si presenta mellas o signos de apertura mientras los limpias. Desecha los que estén mellados, ya que lo más probable es que estén muertos. Coloca los que están comenzando a abrirse en un recipiente separado.

  6. 6

    Golpea cada mejillón abierto con el borde de un cuchillo. Si todavía están vivos, deberían volver a cerrarse. Si están muertos. permanecerán abiertos. Desecha los que permanecieron abiertos. Tus mejillones ya están listos para ser cocinados.

Consejos y advertencias

  • Los mejillones pueden servirse de diversas maneras, desde mezclados con una pasta o en una sopa hasta fritos. Una forma tradicional de preparar los mejillones belgas es cocinarlos al vapor en vino blanco y servirlos junto con pan crujiente o papas fritas y una salsa de mayonesa de ajo llamada alioli.
  • Siempre usa los mejillones dentro del mismo día de haberlos comprado, preferentemente dentro de unas pocas horas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles