Cómo quitarle la carne a un esqueleto animal

Escrito por eric benac | Traducido por katherine bastidas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitarle la carne a un esqueleto animal
Al quitar la carne queda una estructura esquelética limpia. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

Quitarle la carne a un animal te permitirá ver su esqueleto para colocarlo de la manera que quieras hacerlo. Extraer la carne es un proceso largo que requiere mucha preparación y una larga espera. La carne literalmente se pudrirá en los huesos durante este proceso, así que asegúrate de hacerlo en una zona rural donde haya el menor número de personas posible. Consigue el permiso de los vecinos antes de realizar este proceso. Asegúrate de que el cadáver esté protegido para evitar la interferencia animal. Consulta las leyes locales para asegurarte de que quitar la carne sea legal en tu área.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cuchillo para desollar
  • Escalpelo con hojas de repuesto
  • Sonda
  • Jeringa
  • Bolsa de basura de plástico
  • Recipiente metálico grande con tapa
  • Bloques de cemento
  • Destornillador
  • Gusanos o huevos de insectos
  • Balde de 5 galones (22,7 l)
  • Unos cuantos galones de desinfectante
  • Cuchillo de cocina

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Usa tu cuchillo para desollar para quitar la piel del animal. Utiliza el bisturí para extirpar partes delicadas como los ojos, los músculos de las mejillas, la lengua y el cerebro. Empuja una sonda a través del cráneo en la parte superior de la cabeza y debilita el cerebro. Succiona el cerebro con una jeringa.

  2. 2

    Corta tantas capas de músculo como sea posible con tu cuchillo. Deja de cortar los músculos cuando no se despeguen fácilmente con el cuchillo. Elimina los órganos internos que son más difíciles de pudrirse, tales como el corazón, pulmones y la vejiga. Bótalos en una bolsa de plástico sellada. Guarda el cadáver del animal en un congelador hasta que sea verano.

  3. 3

    Llena un recipiente grande de metal hasta alrededor de un octavo de la altura de agua. Pon el contenedor en algún lugar elevado para que los animales no puedan molestarlo. Coloca el cadáver del animal en el contenedor, sella la tapa y coloca un bloque de cemento grande sobre él para evitar la perturbación. Abre pequeños agujeros en la parte superior del recipiente para permitir que entren el aire y los insectos.

  4. 4

    Coloca las larvas o huevos de insectos en el interior del recipiente. Los gusanos descompondrán la carne del animal muerto, dejando los huesos intactos. Usa escarabajos para obtener los mejores resultados.

  5. 5

    Revisa el cuerpo con regularidad para ver cómo está progresando. Continúa agregando agua para ayudar a que los gusanos lo descompongan. Añade larvas de insectos nuevas si las que pusiste maduraron y se convirtieron en insectos.

  6. 6

    Escurre el agua en el balde y bótala en una bolsa de basura sellada cuando el esqueleto esté listo. Vierte el desinfectante en el recipiente y deja que se escurra en una bolsa de plástico sellada.

  7. 7

    Ponte los guantes de goma y retira con cuidado el esqueleto. Límpialo con agua para eliminar los gusanos o la carne que quede colgando. Utiliza un cuchillo de cocina romo para eliminar las piezas más difíciles de la carne.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles