Cómo quitarle la sal a la manteca

Escrito por christopher godwin | Traducido por ana grasso
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitarle la sal a la manteca
Utilizar manteca sin sal te da más control sobre tu receta. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Si bien la mayoría de los chefs prefieren usar manteca sin sal para cocinar y hornear porque les da más control sobre el producto terminado, la manteca con sal es vendida ampliamente en supermercados y tiendas y muchos chefs la prefieren. Si tienes una receta que requiere manteca sin sal pero solo tienes manteca con sal, puedes quitar la mayoría de la sal siguiendo un procedimiento relativamente simple que toma alrededor de dos horas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 libra (0,45 kg) de manteca con sal
  • Una sartén pequeña con tapa ajustada
  • Una cuchara de madera
  • Una tetera (opcional)
  • Un cuchillo de manteca
  • Un plato o tabla para cortar
  • Un cuchillo filoso
  • Un contenedor hermético o envoltura de plástico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca la manteca en una pequeña sartén que sea lo suficientemente grande como para contener la cantidad total. Calienta la manteca a fuego lento revolviendo regularmente con una cuchara de madera hasta que esté completamente derretida.

  2. 2

    Tapa la sartén y colócala en el refrigerador para que se enfríe por dos horas o hasta que la manteca se haya solidificado completamente.

  3. 3

    Retira la manteca del refrigerador y permite que se entibie a temperatura ambiente por 20 minutos mientras la mantienes tapada.

  4. 4

    Vierte agua caliente de la canilla o de una tetera sobre el borde de un cuchillo de manteca. Pasa la punta del cuchillo alrededor de los bordes de la sartén y voltea la sartén para colocar la manteca en un plato o tabla para cortar.

  5. 5

    Quita las porciones con coloración clara con un cuchillo filoso; esas áreas son en realidad trozos de sal sólida y se formarán en un solo lugar. Voltea la manteca y verifica el otro lado para ver si hay sal solidificada. Si la hay, quítala y deshazte de ella.

  6. 6

    Almacena la manteca en un contenedor hermético o envoltura de plástico en el refrigerador. La manteca debe ser utilizada antes de la fecha indicada en el paquete o puede ser congelada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles