Rasgos comunes del hijo único

Escrito por lynda van kuren | Traducido por gerardo núñez noriega
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Rasgos comunes del hijo único
Los hijos únicos son ambiciosos y les gusta alcanzar metas. (Jack Hollingsworth/Digital Vision/Getty Images)

Ser un hijo único puede ser un arma de doble filo. Muchos de los hijos únicos tienen una alta autoestima y sienten que pueden tomar en el mundo, a raíz del cuidado, total atención y apoyo de sus padres. Sin embargo, para algunos hijos únicos es todo lo contrario. Tienen baja autoestima y falta de confianza en sí mismos, consecuencia de la presión de los padres de que su único hijo se comporte y se desempeñe igual que un adulto. A pesar de estas diferencias, los hijos únicos comparten muchos rasgos comunes.

Otras personas están leyendo

Grandes triunfadores

Los hijos únicos a menudo están altamente motivados. Esperan mucho de sí mismos y se fijan metas altas que están decididos a cumplir. También son responsables y organizados. Los hijos únicos suelen ser meticulosos y elaboran listas de cosas por hacer, las cuales les ayudan a cumplir con sus múltiples compromisos y alcanzar sus metas.

Estos rasgos pueden tener un lado negativo. Debido a que los hijos únicos son tan ambiciosos, sus expectativas pueden ser muy altas, lo que causa estrés en ellos y los demás. También pueden volverse estrictos e impacientes con aquellas personas que no estén a la altura de sus estándares. Por último, los hijos únicos pueden ser intransigentes y tener aversión a las sorpresas.

Líderes

Muchos hijos únicos son líderes naturales. Algunos de ellos están destinados a volverse "personas influyentes", según Kevin Leman, autor de "The Birth Order Book". Estos hijos únicos, de una voluntad firme, harán lo que sea para llegar allí, incluso si tienen que ser agresivos.

Sin embargo, otros hijos únicos adoptan un enfoque diferente de liderazgo: de crianza y el cuidado. Cuando son niños, cumplen fácilmente las peticiones de sus padres, quieren complacer y son conscientes y confiables.

Escolaridad

Los estudios demuestran que a muchos hijos únicos les va bien en la escuela. Suelen poseer excelentes habilidades de lenguaje, probablemente resultado de la constante interacción con los adultos y son ávidos lectores. Los hijos únicos también son pensadores lógicos que sobresalen en la resolución de problemas. Recolectan los hechos y la información pertinente, y luego analizan las cosas hasta llegar a una conclusión satisfactoria. Sin embargo, estas habilidades pueden hacer que los hijos únicos sean reacios a aceptar las ideas de los demás o a admitir que están equivocados.

Perfeccionistas

Muchos hijos únicos son perfeccionistas que esperan que ellos y otros hagan siempre las cosas correctamente. Cuando eso no ocurre, pueden frustrarse. Si otros se han equivocado, el hijo único puede sentir que debe "hacerlo por sí mismo para que se haga bien". Dicho perfeccionismo puede dar lugar a que el hijo único sea crítico e intolerante consigo mismo, así como con sus compañeros. Además, si el perfeccionismo es demasiado frecuente, el hijo único puede llegar a tornarse un procrastinador ya que teme que su trabajo no será lo suficientemente bueno.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles