Razón por la cual el cuerpo sufre sofocos luego de beber alcohol

Escrito por angela brady | Traducido por maximiliano magnano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Razón por la cual el cuerpo sufre sofocos luego de beber alcohol
Puedes estar a un trago de ruborizarte por el alcohol. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

El alcohol es la droga más antigua que se utiliza todavía hoy en día. La gente ha disfrutado de sus variedades desde el descubrimiento de la fermentación, y los efectos que el alcohol tiene sobre el cuerpo han sido experimentados hasta cierto grado por muchos. Los sofocos y acaloramientos son comunes pero menos notorios que otros efectos, como la pérdida de control motor y la dificultad para hablar, y suelen ser notados solamente por la persona que los experimenta. Puede parecer que no es más que un efecto secundario molesto, pero es la manifestación externa de los cambios que el alcohol produce en tu cuerpo.

Otras personas están leyendo

Sofocos

Los sofocos son más conocidos como síntoma de la menopausia, pero son causados por niveles de hormonas con falta de balance. El alcohol causa sofocos de otra clase afectando la química de tu cerebro y el sistema circulatorio. Ambos tipos de sofocos se sienten igual (una sensación cálida, posiblemente un cosquilleo en tu rostro y tu cuerpo, acompañada de enrojecimiento de la piel y una sensación de calor intenso). Puedes sudar mucho o sólo un poco, y puedes estar frío ya que el sudor enfría tu cuerpo.

Sistema circulatorio

El alcohol se mueve a través de tu sistema digestivo como cualquier otra cosa que comas o bebas. El estómago absorbe pequeñas cantidades, pero la mayor parte es absorbida desde el intestino delgado (esto explica también por qué comer retrasa los efectos del alcohol) ya que la comida tarda más en descomponerse, retrasando el tránsito del alcohol a través del sistema digestivo. Una vez que el alcohol es absorbido por la sangre a través del revestimiento del intestino delgado, afecta inmediatamente a tu sistema circulatorio. Tu ritmo cardíaco y tu presión sanguínea aumentan, y tus vasos sanguíneos se dilatan para permitir un flujo más veloz. El aumento en la presión sanguínea y el ritmo cardíaco crean el calor de un sofoco, y los vasos sanguíneos abiertos se llenan con sangre y se vuelven más visibles bajo tu piel, creando el golpe de calor.

Termorregulación

La sangre transporta el alcohol a tu cerebro, en donde éste deprime tu sistema nervioso central y afecta el control motor, las emociones, la memoria, la sensación y la percepción y tus procesos de pensamiento. También afecta a tu hipotálamo, que es la región en tu cerebro que mantiene la temperatura del cuerpo. Un estudio en animales de 1981 en el diario "Brain Research Bulletin" descubrió que no necesariamente se da que el alcohol cause calor, pero que éste distorsiona la capacidad del cuerpo para regular la temperatura. Si el entorno está cálido, es probable que aumente tu temperatura. Pero si el entorno está frío, es probable que te enfríes más.

Causa/prevención

La relación causal del alcohol con los sofocos es solamente de corto plazo (solamente sucede cuando el alcohol sigue en tu sangre). Sin embargo, a largo plazo puede tener un efecto distinto. Un estudio de 2007 en el diario "Ferility and Sterility" halló que el uso "infrecuente" del alcohol puede reducir el riesgo de sofocos asociados con la menopausia en una mujer, en comparación con una mujer que nunca bebe alcohol. El alcohol no altera las hormonas que causan los sofocos, pero los investigadores creen que puede ayudar a incrementar el azúcar en la sangre. Los niveles mayores de azúcar en la sangre se asocian con la disminución en los sofocos. Sin embargo, la moderación es esencial, ya que el abuso del alcohol causa problemas que pueden complicar la menopausia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles