Razones para la pérdida del apetito y para la pérdida no intencional de peso

Escrito por martin hughes | Traducido por maximiliano magnano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Razones para la pérdida del apetito y para la pérdida no intencional de peso
Muchas condiciones pueden causar una pérdida de apetito y una pérdida no intencional de peso. (Michael Hitoshi/Photodisc/Getty Images)

Muchas condiciones pueden causar una pérdida de apetito y una pérdida no intencional de peso. De acuerdo con el sitio web MedlinePlus, la anorexia, o el apetito disminuido, ocurre cuando tienes un deseo reducido de consumir alimentos. En algunos casos, si experimentas una pérdida de apetito, puedes también experimentar una pérdida no intencional de peso. La pérdida rápida y no intencional de peso es a menudo un problema asociado con serios problemas de salud. Si tienes el apetito reducido y has perdido más de 10 libras (4,5 kg) en los últimos meses sin razón aparente, debes consultar a tu médico para hacer una evaluación o revisión.

Otras personas están leyendo

Cáncer de estómago

El cáncer de estómago puede hacer que tengas el apetito reducido y que pierdas peso sin explicación. De acuerdo con National Cancer Institute (Instituto Nacional del Cáncer), o NCI, aproximadamente 13.000 hombres y 8.000 mujeres son diagnosticados con cáncer de estómago en los Estados Unidos cada año. La mayoría de la gente que tiene cáncer de estómago están por encima de los 70 años de edad. Junto con la edad avanzada, otros factores de riesgo pueden aumentar tu probabilidad de padecer cáncer de estómago, incluyendo la infección del revestimiento interior del estómago por la bacteria Helicobacter pylori, la inflamación crónica del estómago, fumar, un historial familiar de cáncer de estómago, mala dieta, falta de actividad física y obesidad. Los índices y síntomas comunes asociados al cáncer estomacal incluyen la pérdida del apetito, pérdida de peso no intencional, dolor abdominal o incomodidad, dificultad para tragar, náuseas y vómitos y sangre en tus heces. La NCI afirma que el cáncer de estómago temprano puede no causar síntomas.

Padecimiento crónico del hígado

El padecimiento crónico del hígado puede causar una pérdida de apetito y una pérdida de peso no intencional. El Centro Médico de la Univerdidad de Maryland (UMMC), afirma que el padecimiento crónico del hígado está marcado por la destrucción del tejido de tu hígado a lo largo del tiempo. La cirrosis del hígado (la séptima mayor causa de muerte en los Estados Unidos) es uno de los tipos más comunes de padecimiento crónico del hígado. El daño crónico a tu hígado hace que el tejido cicatrizado reemplace al tejido normal y funcional del hígado, lo que lleva a un flujo sanguíneo disminuido progresivamente a través de tu hígado. Al reemplazar el tejido saludable del hígado por tejido cicatrizado, tu capacidad de procesar toxinas, hormonas y nutrientes se pierde. Las señales y síntomas comunes asociados al padecimiento crónico del hígado incluyen la disminución del apetito, la pérdida no intencional de peso, función nerviosa anormal, vómitos con sangre, cálculos biliares, pérdida de cabello, picazón, ictericia o coloración amarilla en tu piel, pérdida muscular y debilidad.

Falla crónica de riñones

La falla crónica de los riñones puede disminuir el apetito y llevar a una pérdida no intencional de peso. De acuerdo con MayoClinic.com, la falla crónica de los riñones, también conocida como padecimiento crónico de los riñones, se refiere al declive gradual del funcionamiento de los riñones. Tus riñones filtran productos de desecho metabólico y exceso de líquidos de tu sangre, que luego son desechados en tu orina. Con el tiempo, la falla crónica de riñones daña a tus riñones, causando que se acumulen niveles peligrosamente altos de líquido y desechos en tu cuerpo. Las señales y síntomas comunes que se asocian a la falla crónica de riñones son la pérdida del apetito, la pérdida no intencional de peso, producción disminuida de orina, náusea, vómitos, fatiga, debilidad, dificultad para dormir, disminución de la nitidez mental, tirones musculares, calambres, inflamación de los pies y los tobillos y picazón ininterrumpida. MayoClinic.com establece que las complicaciones posibles asociadas a la falla crónica de los riñones incluyen enfermedades cardiovasculares, anemia, respuesta inmune reducida y pericarditis.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles