Razones por la que puedes sentir olor a refrigerante dentro del automóvil

Escrito por ann lapan | Traducido por carlos f. fava
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Razones por la que puedes sentir olor a refrigerante dentro del automóvil
El motor del automóvil requiere una refrigeración constante. (chrome engine image by Thomas Czeizinger from Fotolia.com)

Si sientes que un aroma dulce, similar al jarabe de arce, penetra tu vehículo y sabes que nadie esta comiendo panqueques en el asiento trasero, es hora de buscar asistencia mecánica. Este penetrante aroma dulce, lejos de venir de algo comestible, proviene del etilenglicol tóxico que compone el liquido refrigerante o anticongelante que refrigera el motor. Pueden existir varias razones por la que percibas este olor, y todos tienen su origen en la misma causa: una fuga en el circuito de refrigeración del motor.

Otras personas están leyendo

Fuga en el calentador central

La causa más probable del olor es una fuga en el calentador central, que es un dispositivo montado detrás del tablero de instrumentos y que se encarga de calentar el compartimiento de pasajeros del vehículo. Existen varios factores que pueden evidenciar este problema. El primero es el olor, además de una posible niebla en el aire de la cabina, acompañado de una película grasosa en el lado interno del parabrisas. También puedes notar una mancha de humedad en el suelo, del lado del asiento del pasajero en la parte de adelante, o incluso un charco.

Fuga en una manguera o conducto

Una causa menos probable es que hay una fuga en la cañería o en las mangueras del sistema de refrigeración. Luego de aparcar el vehículo durante un tiempo en una cochera o en la calle, observa debajo del automóvil para ver si existen goteos, El refrigerante puede ser de dos colores: naranja, el de mayor duración, y el verde, el más común. El líquido fluye como el agua pero se siente aceitoso al tacto.

Otras fugas

El radiador del motor, el depósito del líquido refrigerante o la junta de estanqueidad de la tapa de los cilindros también pueden tener un fuga que causa ese ligero aroma refrigerante dentro del vehículo. Las gotas que provienen de la fuga pueden correr por el lado externo de los conductos antes de caer al suelo, por lo que puede resultar difícil determinar el origen con solo mirar los charcos. No obstante, abre el capó y revisa el nivel del refrigerante. Si es más bajo que lo normal, existe la posibilidad de que tengas una fuga y deberás agregar más, hasta alcanzar los niveles normales. Si el sistema de refrigeración ha perdido gran parte de su liquido, es posible que el motor se sobrecaliente. Consulta el manual del usuario para leer las indicaciones de cómo colocar el refrigerante, ya que cada modelo tienes sus propias características. Un buen mecánico puede llevar a cabo una prueba de presión en el sistema para determinar el origen de la fuga con precisión.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles