Razones para terminar con una tutela legal

Escrito por christine kukka
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Razones para terminar con una tutela legal
Es un tribunal judicial quien otorga la tutela sobre un menor. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

La tutela legal es una prerrogativa dispuesta por un tribunal judicial en la que se le otorga a una persona el cuidado sobre un menor de edad y el derecho para actuar en su nombre. Esta medida se adopta cuando los padres naturales están muertos, desaparecidos o se encuentran incapacitados para cuidar al menor por cualquier motivo. El tutor debe ser mayor de edad y demostrar que está capacitado para cumplir con las responsabilidades que implica su condición.

Otras personas están leyendo

Condiciones

Para obtener la tutela se deben reunir y mantener algunas características. La tutela se otorga a quien: 1) tenga un lugar estable para vivir, 2) tenga una fuente de ingresos, 3) sea competente o haya sido rehabilitado de forma eficaz, 4) pueda brindarle un buen hogar al menor, 5) tenga un lazo emocional sano con el menor sobre el cual demanda la tutela. Si el niño es mayor de 12 años se tendrá en cuenta su opinión al respecto.

Razones para terminar con una tutela legal
El tutor legal debe ser apto para asumir esa responsabilidad. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Incumplimiento de las condiciones

Si el tutor no cumple con las condiciones que lo hacen apto para su tarea, termina la tutela. El juez puede despedir a un tutor si se demuestra que éste es incapaz de mantener la custodia y supervisar la educación del niño. También se puede terminar con la tutela si se prueba que hay conflicto de intereses, incumple las órdenes del tribunal o ha cometido un delito grave. La decisión debe basarse en el mejor interés para el menor.

Razones para terminar con una tutela legal
Si el tutor no cumple sus obligaciones se le puede despedir. (George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

Mayoría de edad y matrimonio

La tutela puede terminar cuando el niño cumple la mayoría de edad. Esta condición varía en los diferentes países y estados, pero generalmente se ubica en el rango de los 18 y los 21 años de edad. También puede suceder que aún siendo menor de edad, el tutelado contraiga matrimonio y esto también da lugar de la extinción de la tutela de persona, pero no de la tutela de bienes. Esta se mantendrá hasta la edad adulta.

Razones para terminar con una tutela legal
El matrimonio genera cesación de la tutela. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Reclamación de los padres

Los padres naturales del menor pueden presentarse en cualquier momento para demandar la tutela sobre el niño. El juez celebrará una audiencia en la que los padres deben demostrar que pueden hacerse cargo de su hijo en las mismas o mejores condiciones en que lo hace el tutor. El tribunal evaluará las evidencias aportadas y decidirá si mantiene la tutela en manos de un tercero o la devuelve a sus padres, que legalmente son los tutores naturales.

Razones para terminar con una tutela legal
Si los padres reclaman la tutela el juez puede concederla. (Photodisc/Photodisc/Getty Images)

Tutela de reserva

Si el tutor legal no puede seguir ejerciendo su tarea, puede designar a una persona para que se convierta en un “tutor de reserva” y se haga cargo del menor. El tribunal debe dar su anuencia para ese procedimiento. La decisión se toma cuando el tutor legal no puede cumplir con sus responsabilidades por incapacidad física, mental o material, temporal o definitiva. El tutor de reserva se cambiará a petición del tutor legal o de los padres.

Razones para terminar con una tutela legal
Si el tutor legal no puede cumplir se designa un tutor de reserva. (Digital Vision./Photodisc/Getty Images)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles