Cómo realizar una auto exploración del cuello uterino

Escrito por misha safranski | Traducido por valeria garcia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo realizar una auto exploración del cuello uterino
El conocimiento de tu cuerpo es la clave para tu propio bienestar

La exploración de tu propio cuello uterino puede parecer una tarea intimidante. Muchas mujeres se sienten más cómodas pidiendo la ayuda de un profesional médico para que se hago cargo de este procedimiento que muchas veces es desconocido. Sin embargo, no existe una razón por la cual no puedas convertirte en una experta sobre tu propio cuerpo. Puede ser potencial e informativo, permitiéndote averiguar cuando sucede tu periodo fértil e incluso predecir si tienes dilatación durante el trabajo de parto. El aprendizaje de las señales de tu cuerpo mediante la exploración de tu cuello uterino es una habilidad que sigue siendo útil desde los años de la maternidad y con la práctica, puede ser fácil con el seguimiento de algunos pasos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Siéntate sobre un inodoro o pon un pie arriba de una silla o en el borde de tu bañera, con tu rodilla doblada. Esto permite que tu cuello uterino se baje hacia adelante, de modo que puedas alcanzarlo más fácilmente.

  2. 2

    Inserta tu dedo índice y dedos medios (o únicamente el dedo índice) dentro de tu canal vaginal. Empuja lo más hacia arriba que tu brazo te permita.

  3. 3

    Mueve suavemente las yemas de tu dedo alrededor hasta que localices tu cuello uterino. Este se sentirá como una suave dona de plástico. En mujeres que no han tenido hijos, la entrada del útero se siente como un pequeño hoyuelo. En las que han dado a luz se siente como una grieta y es similar en forma a la de un balón de fútbol norteamericano.

  4. 4

    Nota la textura del cuello uterino. Durante la época estéril del mes, ésta se sentirá firme, como el extremo de tu nariz. Durante la fase fértil, ésta se abrirá levemente.

  5. 5

    Nota la posición del cuello uterino. Durante épocas estériles, éste se ubica más bajo que durante la fase fértil. Después de que has tenido un bebé, el cuello se ubicará típicamente más bajo de lo que era antes de tu embarazo. Cuando estás en tu periodo fértil, el cuello del útero se moverá más hacia arriba dentro de la vagina y será más difícil de alcanzar.

  6. 6

    Observa el líquido cervical. Cuando una mujer es fértil, el líquido en el cuello uterino es normalmente claro, escurridizo y abundante. Durante los períodos estériles, el líquido cervical es escaso y pegajoso o blanquecino y cremoso, como una crema para manos. La presencia de este tipo de fluido también es frecuente durante el embarazo.

  7. 7

    Posiblemente descubrirás que la exploración de tu propio cuello uterino puede ser difícil en el primer intento. Sin embargo, así como continúes practicándolo, comenzarás a notar más claramente los cambios por los cuales pasa tu cuello uterino durante las diferentes fases de tu ciclo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles