¿Realizar una caminata inmediatamente después de comer ayuda a perder peso?

Escrito por erin carson | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Realizar una caminata inmediatamente después de comer ayuda a perder peso?
Una caminata diaria puede ayudar a perder peso. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Encontrar un ejercicio de intensidad moderada que disfrutes, como realizar una caminata a un paso ligero e incorporarla en tu rutina diaria puede ayudarte a perder peso. Caminar a la misma hora, como a primera hora de la mañana o después de la cena, puede aumentar tus posibilidades de apegarte a tu plan de ejercicios a largo plazo, lo cual es clave para una pérdida de peso exitosa.

Otras personas están leyendo

Los hechos

Para perder una libra (0,45 kg) de grasa, necesitas quemar 3.500 calorías. Una caminata de 30 minutos a pie quema alrededor de 150 calorías, pero puedes perder más al caminar más rápido o al recorrer una distancia mayor. Maximiza tu caminata para quemar la mayor cantidad de grasa posible al caminar a un ritmo de 3 a 4 mph (4,82 a 6,43 km/h). Tendrás que caminar la mayoría, si no todos los días de la semana, para lograr una pérdida de peso a través de una caminata.

Hacer ejercicio con el estómago lleno

Un mito popular advierte que no se debe hacer ejercicio inmediatamente después de comer debido a la posibilidad de cólicos u otros males digestivos. Tu cuerpo desvía hasta un 25 por ciento de su flujo de sangre al sistema digestivo después de comer, lo que puede dar lugar a una competencia con tus músculos si te involucras en un ejercicio de alta intensidad, como correr, justo después de comer. Robert McMurray, un portavoz de prensa de la American College of Sports Medicine, dice al Boletín de AARP que esta competencia no es un problema con un ejercicio de intensidad ligera a moderada.

Ejercicio después de la cena y aumento de la quema de grasa

Un estudio realizado en 2007 por la Universidad de Surrey y el Imperial College de Londres, publicado en el "Journal of Endocrinology", encontró que el ejercicio después de la cena puede ayudar a elevar las hormonas que suprimen el apetito. Doce voluntarios adultos consumieron el mismo desayuno. Después de la comida, la mitad de ellos iban en una bicicleta estática durante una hora, mientras que la otra mitad no hicieron ejercicio. Luego, los investigadores alentaron a los voluntarios a comer lo que les gustara. El grupo que hizo ejercicio comió más después de su sesión de ejercicios, pero después de tener en cuenta las calorías quemadas durante la sesión de ejercicios consumieron menos calorías en general que el grupo inactivo. Los investigadores encontraron que los niveles de las hormonas PYY, GLP-1 y PP, que indican el estómago cuando está lleno, se incrementó durante y después del ejercicio.

Consideraciones

La combinación de ejercicios con unos cambios en la dieta producirá una pérdida de peso más rápida y más eficaz que caminar solamente. Aumenta tu consumo de granos integrales, frutas y verduras y corta los azúcares refinados y las grasas. Renunciar a un solo capricho por día, como una galleta o una copa de vino, puede reducir 100 calorías de tu dieta diaria. Una vez que pierdas peso, tendrás que seguir con tus caminatas después de cenar para mantener tu peso.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles