Cómo realizar la ceremonia de la salvia blanca

Escrito por ava perez | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo realizar la ceremonia de la salvia blanca
Se dice que la salvia blanca sana y purifica. (Sage at Night image by Gary Chorpenning from Fotolia.com)

Las ceremonias de salvia blanca han sido realizadas por los pueblo nativos de Estados Unidos durante siglos y, de hecho, la práctica se remontan a la antigua Babilonia. Durante esta ceremonia, un atado de hierbas es quemado para alejar a los malos espíritus, energías e influencias que puedan estar presentes. Aunque también puede usarse cedro o pasto dulce, la salvia blanca (Salvia apiana) es la elección tradicional. Esta ceremonia puede hacerse para purificar habitaciones, personas o edificios completos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un ramito de salvia
  • Fósforos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Enciende un fósforo y lleva la llama al extremo del ramo. Deja que queme las hierbas.

  2. 2

    Observa como la llama se apodera de toda la salvia. Una vez que esté bien prendida, apaga la llama soplándola.

  3. 3

    Sopla las brasas rojas y calientes del ramo. Esto debe hacer que brillen y ardan.

  4. 4

    Deja que las brasas ardan hasta que el humo que sale del ramo sea espeso y constante. El ramo debe arder, pero no quemarse. Si la brasa se apaga, vuelve a encender la llama y comienza otra vez.

  5. 5

    Anuncia en voz alta las intenciones de tu ceremonia o repite una bendición. Este paso es opcional; sin embargo, la ceremonia de salvia se acompaña tradicionalmente con una oración.

  6. 6

    Dirige el humo a las zonas que quieres purificar moviendo el ramo circularmente y de forma suave.

  7. 7

    Purifica habitaciones trazando el marco de una puerta con el ramo. Mantente a una pulgada (2,5 cm) del marco para no quemarlo.

  8. 8

    Entra a la habitación y traza las paredes con el ramo. Muévete de esquina a esquina, dejando que el humo se acumule cerca de las paredes.

  9. 9

    Camina hacia el centro de la habitación, diseminando el humo haciendo movimientos circulares a medida que avanzas.

  10. 10

    Purifica tu cuerpo llevando el humo desde tus tobillos hacia tu cabeza. Rodea tu cuerpo con el ramo y deja que el humo te envuelva.

  11. 11

    Aspira el humo y concéntrate en sentimientos positivos. Repite una oración o bendición.

  12. 12

    Abre las ventanas de la habitación para permitir la salida del humo. Esto completa la ceremonia, dejando que el humo se lleva la negatividad.

Consejos y advertencias

  • Sostén una bandeja o plato de papel debajo del ramo mientras realizas la ceremonia para recolectar las cenizas.
  • Apaga cuidadosamente el ramo cuando termines la ceremonia. Hazlo machacando la punta del ramo en un bol resistente al calor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles