Salud

Receta casera para la irrigación nasal

Escrito por christine lehman | Traducido por javier enrique rojahelis busto
Receta casera para la irrigación nasal

Puedes ahorrar dinero haciendo tu propia receta para la irrigación nasal.

Human nose macro shot image by Gleb Semenjuk from Fotolia.com

La irrigación nasal se usa para limpiar los senos nasales congestionados debido a infecciones o alergias. Aunque las soluciones de irrigación nasal están disponibles comercialmente, crearte tu propia solución es fácil y puede ahorrarte dinero. Las soluciones de irrigación nasal consisten de sólo unos pocos ingredientes, por lo general sal, bicarbonato de sodio y agua.

Otras personas están leyendo

Sal

La sal en la solución de irrigación nasal sirve para aliviar los senos de modo muy parecido a cómo el hacer gárgaras con agua salada ayuda a aclarar tu garganta. La sal sacará el agua y el moco de las células en los senos, reduciéndolos y permitiéndote respirar más libremente. Una cucharadita colmada de sal en una pinta (0,47 litros) de agua es suficiente para hacer una solución salina con la concentración apropiada. Puedes utilizar cualquier tipo de sal, pero la sal kosher o la sal de encurtido funciona mejor. Puede ser tentador añadir más sal que esto, pero una solución más salada puede causar que el tejido inflamado del seno se queme y se irrite (lo que en realidad puede empeorar la hinchazón) y no va a funcionar mejor que una solución más suave. Si una cucharadita de sal en una pinta (0,47 litros) de agua produce picaduras en los senos paranasales, haz una solución menos concentrada mediante la adición de una cucharadita de sal en un cuarto de agua (0,94 litros).

Bicarbonato

Añadir bicarbonato de sodio a tu solución casera de irrigación nasal ayudará a disolver el moco en los senos paranasales, lo que aumenta la eficacia de la sal en la solución. Muchas soluciones de irrigación nasal sin receta no contienen este ingrediente. Por cada pinta (0,47 litros) de agua (o cuarto (0,94 litros), si quieres que sea más diluida) añade una cucharadita colmada de bicarbonato de sodio.

Agua

Cuando mezcles tu solución de irrigación nasal, utiliza cerca de un pinta (0,47 litros) de agua fría. El agua caliente puede parecer más agradable, pero el agua fría ayudará a reducir la inflamación de las membranas mucosas y aliviará la congestión. Asegúrate de que el agua que utilices esté limpia y libre de partículas. La solución debe ser transparente y no estar turbia antes de su uso. Puedes guardar tu solución casera irrigación nasal a temperatura ambiente o en el refrigerador por alrededor de una semana, momento en el que tendrás que hacer una nueva solución. Una vez que esté todo mezclado, puedes poner la solución en un rinocornio (una olla de cerámica que es como un mezcla entre una tetera pequeña y una lámpara) o simplemente verter un poco en la palma de tu mano y oler en tu nariz.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media