Salud

Recetas para un expectorante natural

Escrito por rajrupa ghosh | Traducido por alejandra prego
Recetas para un expectorante natural

Las cebollas son un buen remedio para la tos.

onions syrup against cough image by Maria Brzostowska from Fotolia.com

Así como la tos es una de las quejas más comunes en todos lados, los ingredientes para hacer remedios para la misma también se pueden encontrar en cualquier casa. Si bien la inhalación del vapor, evitar fumar, consumir alimentos con especias, usar un humidificador y beber mucha agua es beneficioso, puedes esperar mejores resultados y a largo plazo con algunos remedios caseros.

Otras personas están leyendo

Remedios tradicionales

Puedes mejorar la tos con una mezcla en partes equivalentes de miel y jugo de aloe y una mezcla de jugo de zanahorias y miel en agua tibia. Las hojas secas del bálsamo de Bea remojadas en agua caliente no sólo actúan como expectorante sino que también proporcionan alivio para las infecciones ya que tienen cualidades antisépticas. Mezclar pimienta de cayena o salsa Tabasco con agua para hacer gárgaras elimina la congestión mucosa. También puedes moler unos dientes de ajo, añadirles una taza de jugo de uva o combinar jugo de limón recientemente exprimido con miel, o beber té de jengibre durante el día para una acción expectorante instantánea. La miel ayuda contra la irritación de la garganta y te protege de las infecciones debido a sus cualidades antibacteriales. Otro remedio casero consiste en hervir un limón durante unos minutos y exprimir el jugo en una mezcla de glicerina y miel para beberlo en pequeños sorbos. Las cebollas son conocidas también por sus propiedades expectorantes. Hierve una cebolla durante un cuarto de hora y toma el caldo resultante tantas veces como desees, a lo largo del día para aliviar tu garganta congestionada. Incluso una mezcla de jugo de cebolla cruda y miel te ayudará en la misma forma. Además del té de manzanilla, el té preparado con hojas o raíces de angélica, el de corteza de cerezo silvestre, el de trébol rojo, el de olmo, el dementa, romero o tomillo también proporcionan un gran alivio para la tos. Algunos también se han beneficiado al rociar vinagre de sidra de manzana sobre la funda de la almohada antes de acostarse por la noche. El vinagre, como la miel, es útil como expectorante. Si lo mezclas con agua o miel tendrás un alivio instantáneo ya que elimina la mucosidad y disminuye la inflamación. Un buen remedio para la mañana consiste en tomar un diente de ajo que ha sido cubierto en miel durante toda la noche. La raíz del regaliz, conocida por aliviar la garganta inflamada, se puede convertir en polvo y tomar con miel varias veces al día.

Aromaterapia

Mientras te haces vahos de vapor, puedes probar añadirle algunos ingredientes fácilmente disponibles para una inhalación más potente. Puedes agregar unas gotas de ciprés, aceite de enebro y jengibre para hacer un brebaje eficaz o simplemente puedes añadir unas gotas de aceite de eucalipto al agua hirviendo para lograr un alivio instantáneo de la tos. Si frotas el pecho con una mezcla de cedro o mirra con aceite de oliva, jojoba o almendras puede ser beneficioso. Añadir unas gotas de jazmín caliente o aceite esencial de pino o tomillo a un pañuelo e inhalar el vapor también puede actuar como un expectorante natural.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media