Cómo reciclar azulejos de cerámica para hacer trébedes de mosaico.

Escrito por jo burns | Traducido por lou merino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reciclar azulejos de cerámica para hacer trébedes de mosaico.
Mezcla colores y tamaños para lograr interesantes diseños al azar. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Hacer mosaicos es una manera inteligente de usar azulejos, e incluso niños o artistas frustrados que "no pueden dibujar una línea derecha" pueden crear atractivos y útiles salvamanteles para si mismos o como regalos. Si estás llevando a cabo un proyecto con azulejos en casa, guarda los pedazos rotos o inservibles, o visita una tienda de azulejos y pregunta si tienen piezas dañadas que pudieras comprar con descuentos. Algunas tiendas incluso te las regalarán si saben que las vas a convertir en proyectos de arte.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tapete de corcho
  • Cutter o exacto
  • Papel
  • Lápiz
  • Toalla
  • Martillo
  • Lentes protectores
  • Tapaporos
  • Brocha
  • Espátula de una pulgada (2.54 cm)
  • Mezcla de mortero y lechada
  • Cuchillo de plástico
  • Llana o platacho para lechada
  • Cubeta
  • Esponja
  • Un trapo que no deje pelusa

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige un tapete de corcho de aproximadamente 5 x 5 pulgadas (12.7 x 12.7 cm). Haz tu salvamanteles más pequeño o grande conforme a tus necesidades. Corta el corcho al tamaño que desees usando el cutter. Coloca tu base de corcho en una pieza de papel y traza alrededor de ella con un lápiz. Usa esta plantilla para dibujar un diseño o patrón específico si así lo deseas.

  2. 2

    Envuelve los azulejos en una toalla y golpéalos ligeramente con un martillo. El objetivo no es pulverizar los azulejos, sino romperlos en piezas de diferentes tamaños y formas. Protege tus ojos de las astillas con lentes de seguridad.

  3. 3

    Pinta una capa de tapaporos sobre el tapete de corcho para sellarlo. Déjalo secar.

  4. 4

    Coloca las piezas de azulejo sobre tu dibujo o área de trabajo para hacer un patrón que puedas seguir. Acomódalas hasta que estés satisfecho con el diseño.

  5. 5

    Esparce una capa homogénea de mezcla de mortero y lechada en el reverso de cada pieza con la espátula y colócala en su lugar sobre el tapete de corcho. Presiónala ligeramente para asegurarte que toda la pieza haga contacto con la base del salvamanteles. Continúa hasta que termines el diseño. Déjalo secar conforme a las instrucciones del fabricante del mortero.

  6. 6

    Pon un poco de la mezcla de mortero y lechada sobre la llana y espárcela encima de los mosaicos. Sostén la llana aproximadamente a 45º y presiona la mezcla entre todos los espacios mientras remueves el exceso.

Consejos y advertencias

  • Encontrarás tapetes de corcho circulares en la sección de jardinería de tu ferretería en donde se encuentran las plantas y suministros para plantas de interior. También podrías usar piezas de lámina de corcho cortadas al tamaño que necesites.
  • Puedes usar mortero y lechada por separado en vez de un producto dos en uno. Para usarlos en mosaico, sigue las mismas instrucciones que aplicaste en los azulejos.
  • Puedes montar una linea de ensamblado como un club para recaudar fondos. Repite el mismo diseño en cada trébede y pon una persona a sellar los tapetes mientras otra rompe azulejos y una más acomoda los mosaicos conforme a tu diseño. Trabajando de esta forma, un pequeño grupo de gente puede hacer varios salvamanteles al día a muy bajo costo.
  • Corta tapetes grandes de corcho en cuadrados de 3 x 3 pulgadas (7.62 x 7.62 cm)
  • y haz posavasos de mosaico. Para asegurarte de que las bebidas no se desnivelen, usa azulejos del mismo grosor y empareja las grietas con la lechada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles