DESCUBRIR
×

Cómo recomendar a un amigo para un trabajo

Recomendar a un amigo para una vacante en tu oficina puede ser algo arriesgado. Por un lado, tu amigo puede ser la persona ideal para el puesto y tu recomendación reflejaría tu buen criterio. Por otro lado, si no se desempeña bien en su trabajo, podría dejarte mal parado respecto a la recomendación. La mejor manera de recomendar a un amigo para un puesto laboral es ser profesional y dejar de lado los lazos afectivos. Una recomendación sin compromiso deja la decisión en manos de tus jefes.

Instrucciones

business man fighting image by Jorge Casais from Fotolia.com
  1. Habla con tu amigo acerca de la posibilidad de trabajar en la misma empresa. Si no está interesado en trabajar allí, sé sincero en lo que respecta a tus reservas. Dile que te preocupaba saber cómo esto podría impactar en tu amistad con él y tu vida profesional. Expresar tus preocupaciones antes de hacer la recomendación podría contribuir a que tu amigo sea más cuidadoso en sus acciones y su ética laboral.

  2. Pídele a tu amigo su currículum y léelo antes de entregarlo. Asegúrate de que sea una buena incorporación para la empresa y de que sus capacidades serán valoradas por tus jefes. Si el currículum no cubre las expectativas y no obtiene el empleo, podría responsabilizarte por no hacer una recomendación contundente. Un vistazo preliminar te ayudará a determinar si es la clase de empleado que tu jefe contrataría.

  3. Peggy Post, directora de "Good Housekeeping" en el Instituto Emily Post, recomienda redactar una breve nota que no refleje compromiso y adjuntarla al currículum. Esto te permitirá entregarlo sin tener que dar fe de la ética laboral y las capacidades de tu amigo. Simplemente hazle saber a tu jefe que tienes un amigo que podría ser bueno para el puesto y esa será toda tu recomendación.

  4. Habla con tu amigo acerca de la posibilidad de trabajar juntos si obtiene una entrevista gracias a tu recomendación. Si tendrán una relación estrecha en el trabajo, determinen resolver las cuestiones en el ámbito profesional, así lo advierte Lily García, experta en recursos humanos y ley laboral.

  5. Según el sitio web CareerBuilder, no participes del proceso de contratación y deja que tu amigo lo sepa. Esto te exime de toda responsabilidad en lo que respecta a las entrevistas, la contratación o el despido de un amigo cercano. Una vez que entregas el currículum y hablas con tu amigo acerca de la logística, la decisión esta fuera de tu alcance.