Cómo reconciliarse con hermanos después de una pelea

Escrito por ehow contributor | Traducido por mariana nonino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reconciliarse con hermanos después de una pelea
Los hermanos que están constantemente en desacuerdo pueden encontrar una manera de ser amigos. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

Los hermanos discuten. Es un hecho de la vida. Y cuando eres joven, tus padres te obligan a perdonar y olvidar y seguir adelante, después de todo, todos viven bajo el mismo techo. Sin embargo, a medida que envejeces, y puedes elegir los parámetros de la relación con tu hermano, puede haber un argumento que causa una fisura tan profunda que crees que nunca se cerrará. La parte triste es que los dos comparten una historia común y un amor común, sus padres. No obstante, es posible trabajar a través de tu dolor y reconciliarte con su hermano.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Debes estar dispuesto a perdonar y olvidar lo que pasó. Este es el paso más difícil, pero es el paso más importante de todos, especialmente si sientes que estás en la parte agraviada. Los argumentos comienzan con los malentendidos que se derivan de los problemas de comunicación. Esto significa tratar de ver y entender el punto de vista de la otra persona. Lo que tu hermano hizo puede ser verdaderamente horrible, pero a lo mejor salió desde el lugar de los celos o el miedo, o incluso un retorcido sentido del amor. Trata de hablar con tu hermano de una manera no amenazante, sin prejuicios. Si eres tú el que pide perdón, explica la emoción que estaba detrás de tus acciones. Una vez que sepas los motivos de las acciones, será más posible perdonar.

  2. 2

    Sé el primero. Puede ser difícil tragar tu orgullo, pero tomar el primer paso para la reconciliación es un gran paso para salvar la brecha emocional que ha salido a la superficie. Tu hermano aún puede ser hostil hacia ti. Pero no te rindas. Puede ser que él es demasiado orgulloso para llegar a sí mismo y está a la espera de que tú hagas un movimiento.

  3. 3

    Aprovecha los momentos felices que has compartido. Si eres tú el que resultó herido profundamente, el resentimiento viene fácil. Pero recuerda que tu hermano es una parte de ti, una parte de tu familia, que puede ser tan fuerte como tú cuando se trata de emociones. Trata de recordar los recuerdos felices que compartieron con ese hermano. Es posible que te sorprendas al saber la cantidad de recuerdos que puedes pensar y compartirlos con tu hermano puede suavizar los sentimientos hacia cada uno.

  4. 4

    No hables de manera indiscriminada sobre el incidente con amigos y familiares. Siempre es tentador compartir tus acusaciones e indignación en contra de alguien que nos hacen daño, pero a veces es mejor mantenerlo para a nosotros mismos. Cuanto menor número de comentarios negativos que hagas, menor te arrepentirás más tarde. A pesar de que estás herido, comparte tus sentimientos de dolor con tu hermano de una manera tranquila y productiva en lugar de culparlo y hablar mal de los demás.

  5. 5

    Deja que el tiempo cure las heridas, pero no esperes demasiado. Date a ti y a tu hermano la oportunidad de sanar las heridas que se habían cometido. El tiempo cura las heridas y por lo general trae sanidad a ambos lados. Sin embargo, no te quedes a la deriva de distancia por mucho tiempo. Podría ser demasiado tarde para reconciliarse. La vida es demasiado corta. No pierdas la mayor parte albergando sentimientos heridos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles