Cómo reconocer un buen vino

Escrito por john mcdaniel | Traducido por juan ignacio ceviño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reconocer un buen vino
La degustación de vinos puede parecer una tarea desalentadora, pero es fácil si sabes lo que deberías buscar. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La diferencia entre una botella de vino de US$10 y otra de US$100 puede no ser inmediatamente evidente si simplemente tomas un trago gigante y lo tragas. Sin embargo, con una cuidadosa atención a las complejidades, puedes empezar a entender lo que diferencia a ciertos vinos, haciéndolos de menor o mayor calidad y sabor. Considerando que el sabor del vino es siempre subjetivo, hay ciertos aspectos que pueden ayudar a refinar tus preferencias personales con el fin de determinar qué vinos disfrutas y cuales no.

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Los cinco básicos

  1. 1

    Examina el color del vino. La primera cosa que debes darte cuenta, antes de determinar si un vino es bueno, es el color. Sostén el vino contra un fondo blanco y examina los determinados aspectos de la pigmentación del vino. Los vinos blancos deben oscurecerse con el tiempo y los vinos tintos más claros crecen con el tiempo. Evaluar el color determinará qué tipos de vinos saben bien y cuáles tienen sabor pobre o deficiente.

  2. 2

    Agita el vino alrededor del vidrio con el fin de permitir que el oxígeno se mezcle con el vino, lo que mejora su sabor. Además, girar el vino te permitirá evaluar el color y la consistencia. Las "patas" de un vino se determinan típicamente por este movimiento giratorio, lo que ayuda a determinar las cualidades líquidas. El término "Patas" se refiere a los rayos de vino que le corren por el vidrio después de que el líquido se haya asentado. Típicamente, las patas más largas o más notables indican un vino de degustación más completa, mientras que las patas delgadas indican un sabor más delgado.

  3. 3

    Huele el vino. Considerando que el humano promedio sólo puede degustar los sabores dulce, ácido, amargo y salado, una persona puede oler más de 2.000 olores. Huele el vino tres veces a fin de sentir todas sus cualidades. El aroma de un vino se llama la "nariz". Un buen vino debe tener un olor atractivo y fascinante. Con el tiempo, es posible memorizar ciertos olores de uvas particulares, pero, en general, un vino debe oler rico y delicioso. Un mal vino huele a vinagre muy picante o similar.

  4. 4

    Prueba el vino con un pequeño sorbo. Muchas personas cometen el error de engullir un gran sorbo de vino sin tomarse el tiempo para darse cuenta de los sabores. Toma un pequeño sorbo y permite que se asiente en tu boca por un momento. Presta atención a la dulzura, regusto y presencias de sabores únicos y frutales. En pocas palabras, un buen vino tendrá un buen sabor. Encuentra un vino que tenga sabores agradables que no sean demasiado fuertes para que puedas disfrutar del vaso completo.

  5. 5

    Degusta el sabor después de haber tragado el vino. Esto puede ser crucial para determinar el tipo de vino que se adapta a tus gustos personales. Decide si te gusta el olor, el sabor y la consistencia del vino. Cuando miras hacia atrás en la experiencia de degustación de vinos, determina si se trataba de un buen vino para tu gusto.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles