Cómo reconstruir tu sistema inmunológico después de la quimioterapia

Escrito por valencia higuera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La quimioterapia es un tratamiento efectivo para el cáncer. Desafortunadamente, esta medicación reduce tu número de glóbulos blancos, lo que debilita tu sistema inmunitario e incrementa el riesgo de infección. Pero por suerte, hay formas de reconstruirlo después de la quimioterapia y disminuye las posibilidades de que enfermes.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Actívate. Una vida sedentaria o el sobrepeso pueden debilitar tu sistema inmunitario. Participa en actividades físicas para mejorar tu sistema inmunitario. Haz ejercicio durante al menos 30 minutos, tres veces por semana, o participa en otras formas de actividad física como la jardinería, los deportes o el baile.

  2. 2

    Come de manera sana. Una dieta rica en antioxidantes y omega 3 disminuye el riesgo de cáncer e inflamación, y promueve un sistema inmunitario sano.

  3. 3

    Bebe mucho líquido. Los líquidos como el zumo de naranja, el agua y el té pueden ayudar a construir tu sistema inmunitario después de la quimioterapia. El zumo de naranja contiene vitamina C (un refuerzo inmunológico ampliamente conocido). El agua depura las toxinas de tu cuerpo, mientras que el té contiene antioxidantes que protegen de los gérmenes y de las infecciones.

  4. 4

    Toma un complejo multivitamínico. Habla con tu doctor para ver si es adecuado para ti. Las vitaminas son útiles para mejorar el sistema inmunitario después de la quimioterapia, incluyendo la vitamina A, el complejo B y C. Los minerales necesarios incluyen el zinc, el hierro y el selenio.

  5. 5

    Reduce tu ingesta de grasa. Una dieta alta en grasas puede disminuir tus defensas. Elige alternativas bajas en grasa como las carnes magras, y limita tu ingesta de grasas trans- y saturadas.

  6. 6

    Incrementa tu ingesta de proteínas. Una dieta baja en proteínas da como resultado en una reducción de los glóbulos blancos e incrementa el riesgo de infección. Algunas buenas fuentes de proteínas incluyen el marisco, las aves de corral, las alubias, los huevos y la soja.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles