Cómo recopilar datos primarios para la investigación en empresas

Escrito por dennis hobart | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo recopilar datos primarios para la investigación en empresas
De enormes proporciones, pero factible.

Pocas empresas pueden tener éxito sin una ventaja competitiva, y tener una mejor información es una de las maneras más eficaces para salir adelante del resto. Hay una gran cantidad de información disponible gratuita y muchas fuentes pueden vender datos sobre los productos fabricados o preferencias de los consumidores, pero no hay sustituto para ir directamente a la fuente. Preguntarle a los proveedores, comprarle a la competencia, encuestar a los clientes y emitir cupones: con estas estrategias el propietario de una pequeña empresa puede acumular gran cantidad de datos únicos y utilizables.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un sistema para el seguimiento de tus datos.

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    El primer paso para la recopilación de información acerca de tu negocio es determinar qué tipo de información necesitas. Todas las empresas tienen clientes, y la mayoría tiene competencia, por lo que la obtención de información en ambos es esencial. Muchas empresas también hacen uso de los proveedores y algunas cuentan con un mercado de trabajo, pero un gran número de pequeños negocios orientados a servicios esencialmente no tienen suministros además de sus empleados y muchos sólo tienen un solo empleador. Para decidir dónde empezar a reunir información, busca "puntos de dolor": si estás siempre un paso por detrás de otras personas en tu negocio, comienza por la investigación de tus competidores; si tienes todo el negocio que puedes manejar, pero no puedes conseguir suficientes materias primas en la puerta para continuar con tus pedidos, céntrate en los proveedores.

  2. 2

    Comienza a hacer negocios con tus competidores para saber lo que hacen de manera diferente. Esta es una técnica común en el comercio minorista y en los negocios de restaurantes: los dueños de negocios quieren saber cómo su servicio al cliente y la experiencia de los visitantes se comparan y la mejor manera de hacerlo es siendo un cliente. También es una manera útil de reformar el pensamiento acerca de tu propio negocio: será más fácil pensar como un cliente si has sido uno. Algunos puntos clave a tener en cuenta: ¿qué están haciendo de manera diferente que podrías hacer de otra manera? ¿Están proporcionando un valor mayor o menor por el precio que cobran? ¿Hay algo inusual que hacen que convierte a la gente en clientes o que los convence a gastar más?

  3. 3

    Experimenta con los proveedores. Si tu negocio se basa en una parte externa para las materias primas, es una buena idea ver cómo funcionan otros proveedores. Esto te dará un poco de perspectiva sobre la conveniencia o no de que estás recibiendo un buen trato o un buen servicio y es también una manera de averiguar si tus competidores están haciendo algo nuevo. Por cada producto principal que compres, llama por lo menos a un competidor de tu proveedor actual, dile qué tipo de trato estás recibiendo ahora y pregúntale qué podría hacer por ti.

  4. 4

    Ofrece descuentos selectivos para saber lo que tus clientes realmente podrían pagar. Este truco es muy popular en los supermercados y compañías aéreas. Las aerolíneas saben que un asiento vacío cuesta tanto como un asiento ocupado, pero que un vuelo podría tener un valor de US$1.000 para un cliente y sólo US$50 para otro. Prefieren tener ambos clientes, pero ellos no quieren cobrar la misma tarifa de US$50. La respuesta para ellos es: descuentos en las compras realizadas con antelación y márgenes escarpados en las compras realizadas cuando los asientos son escasos. También ofrecen asientos mucho más baratos en el último minuto, pero sólo para clientes dispuestos a arriesgarse a no conseguir un vuelo.

    En otros negocios, los descuentos podrían incluir un descuento al cliente por primera vez, o un descuento de cliente frecuente; podrías encontrar que consigues el doble de negocio si cobras un 20% menos, por ejemplo, o que sólo perderás el 10% de tus clientes cuando cobras un 50% más.

  5. 5

    Hacer una encuesta a los clientes es también un método para averiguar lo que piensan que podrías hacer de otra manera. Muchos establecimientos minoristas dan tarjetas de encuestas a los clientes; en algunas empresas de servicio, es más fácil simplemente con preguntar.

Consejos y advertencias

  • La recolección de datos empresariales es un proyecto a largo plazo, no una tarea de una sola vez. Siempre toma nota de la nueva información que pueda resultar útil.
  • Si ya tienes una ventaja competitiva, trata de encontrar la información que la realce. Si eres el líder en calidad, no tienes que tratar de convertirte en un productor de bajo costo también.
  • Recuerda que tu información no es perfecta. Los clientes pueden no querer ser groseros, y los competidores podrán retener información útil.
  • No pierdas la calma con la nueva información. Si tu empresa es única, no renuncies a un nicho para ser más normal.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles