Cómo recordar lo que lees

Escrito por chase sackett | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo recordar lo que lees
Estrategias como cambiar los lugares de lectura pueden mejorar tu retención. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Una memoria fotográfica, también conocida como memorial eidética es una enfermedad médica en la cual una persona puede recuperar el recuerdo de una imagen, objeto o sonido con un alto grado de precisión.

Sólo un pequeño porcentaje de la población tiene este tipo de memoria. Pero para aquellos de nosotros sin recuerdos fotográficos, recordar lo que leemos puede ser una lucha. Sin embargo, la investigación neurológica y cognitiva en el cerebro y el aprendizaje humano ha revelado varias estrategias que pueden utilizar a mejorar la retención de la información y recordar lo que lees.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Interacciona tantos de tus sentidos como sea posible. Un estudio reciente realizado por investigadores del University College London's Department of Imaging Neuroscience (Departamento del Colegio de la Universidad de Londres de Neuroconsciencia de la Imagen) encontró que la memoria está estrechamente vinculada con los sentidos, en particular al sentido del olfato. Como resultado, tomar un café, quemar incienso o tocar música suave mientras lees puede mejorar la retención de la información.

  2. 2

    Lee en diferentes lugares. Numerosos estudios han revelado que al cambiar el entorno en el que se aprende la información mejora la retención. Aprender el material en diferentes lugares aumenta el número de conexiones neuronales en el cerebro asociadas con lo que lees, lo que te ayudará a recordar mejor.

  3. 3

    Come regularmente para mantener tu suministro de glucosa corporal, que es la sustancia química que estimula el cerebro. Investigaciones han demostrado que reponer los niveles de glucosa mejora el aprendizaje y la retención de información. Comer al menos un pequeño aperitivo cada tres o cuatro horas repondrá glucosa y te ayudará a recordar mejor lo que estás leyendo.

  4. 4

    Lee antes de ir a dormir y duerme bien por la noche. Una investigación de Harvard Medical School muestra que los participantes del estudio que aprendieron poco antes de ir a dormir por la noche mostraron una mayor retención que otros participantes. Dormir siete u ocho horas o más por noche facilita el almacenamiento de la memoria en el cerebro y deja recuerdos más resistentes.

  5. 5

    Evita hacer mil cosas al mismo tiempo mientras lees. Aunque una gran cantidad de distracciones como TV, redes sociales y teléfonos móviles compiten por nuestras atenciones, debes abstenerte de estos estímulos durante la lectura. Algunas investigaciones han demostrado que hacer muchas cosas mientras aprendes afecta de manera negativa a la retención flexible de la información.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles