Hogar

Cómo hacer un recorte de pintura en el borde de una esquina

Escrito por anne hirsh | Traducido por jane laury
Cómo hacer un recorte de pintura en el borde de una esquina

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Un recorte de pintura se refiere a la técnica de pintar con una brocha las áreas donde el rodillo no llega. La mayoría de las veces se aplica a ciertos lugares como: donde las paredes se encuentran entre sí, el techo o la corona y el zócalo. Recortar la pintura requiere un acercamiento cuidadoso y constante y la buena disposición de hacerlo lenta y pacientemente. Utiliza una brocha de buena calidad de 2 pulgadas (5 cm) terminada en ángulo. Estas brochas retienen y distribuyen la pintura uniformemente. Usa una brocha de pelo sintético como el nailon para la pintura látex.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Luz para trabajar (opcional)
  • Pintura acrílica
  • 1 cuarto de balde o taza de pintura
  • Escalera
  • 1 brocha de 2 pulgadas (5 cm) terminada en ángulo
  • Trapo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca luces de trabajo adicionales si tu habitación no está adecuadamente iluminada o si tu cuerpo produce sombras en las esquinas a las que vas a hacerles el recorte de pintura.

  2. 2

    Mezcla la pintura bien y vierte un poco de ella en un cubo de 1 litro o menos de una taza de pintura, o lo que se puedas sostener fácilmente con una mano.

  3. 3

    Súbete a una escalera si es necesario para que puedas llegar a la parte más alta de la esquina a la que deseas hacer el recorte de pintura.

  4. 4

    Sumerge tu brocha dentro de la pintura no más de 3/4 de pulgada (1.9 cm) de profundidad.

  5. 5

    Escurre la pintura de un lado de la brocha con el borde del contenedor. Con el otro lado de la brocha haz pequeños toques contra el interior del recipiente para eliminar el exceso de pintura que pueda gotear, pero no elimines tanto como en el primer lado.

  6. 6

    Pinta un trazo descendente con el lado de la brocha humedecido de pintura, de aproximadamente 1 pulgada (2.5 cm) retirado de la esquina y 1 pulgada (2.5 cm) separado de la parte superior de la superficie. Esto sentará la pintura en la pared para que puedas trabajar con ella fácilmente.

  7. 7

    Pinta con movimientos suaves y lentos franjas de 1 pulgada (2.5 cm) de pintura, mientras mantienes la brocha con un ángulo alejado de la esquina para no tocar la superficie contigua, en caso de que esa superficie sea de un color diferente. Mantener el trazo de pintura alejado de la pared contigua, también elimina la posibilidad de tener manchas en la superficie ocasionadas por la pintura que se seca antes de ser retocada. Continua extendiendo la pintura separada del trazo inicial hasta que tengas una capa fina y uniforme hasta la esquina. Avanza un poco más a lo largo del borde opuesto de la esquina, de manera que pintes una capa ligera de cubrimiento más allá del borde de la esquina de la pared. A esto se le llama fundimiento.

  8. 8

    Trabaja completamente la pintura desde tu trazo inicial dentro de la esquina en el techo o hazle un borde también, usando el mismo método de mantener la brocha en ángulo y alejada del área que estás pintando.

  9. 9

    Repite la aplicación de la pintura y extiéndela hasta que te aproximes a 3 pulgadas (7.5 cm) a la esquina cuyo borde de pintura ha sido fundido, de tal forma que no se distinga ninguna línea entre la pintura con el recorte y la sección de pared que no se ha pintado. Esto evitará que la fracción de superficie que ha sido recortada, se vea diferente de la mayor parte del muro cuya pintura ha sido aplicada con el rodillo.

  10. 10

    Inclina el mango de la brocha hacia la esquina y hacia abajo, para que las cerdas más largas queden en la parte superior de la brocha y todas las cerdas caigan contra la pared con las puntas dobladas lejos de la esquina. Gira la brocha rotando la mano hacia la esquina, lo que hará que sólo las puntas más largas alcancen las esquinas para pintar espacios muy reducidos, como cuando dos paredes se juntan en el techo o en el zócalo (inclina el mango de la brocha hacia arriba en vez de abajo para el último).

  11. 11

    Seca las gotas o manchas de inmediato con un trapo.

  12. 12

    Repite el mismo proceso para las esquinas donde la pared se encuentra con el techo y el zócalo, utilizando un trazo horizontal en vez de uno vertical. Mantener la pintura separada a una pulgada (2.5 cm) de cualquiera de estos rincones te impedirá conseguir demasiada pintura en la zona donde se podría acumular y verter sobre la superficie adyacente. Limpia de inmediato con un trapo seco cualquier derrame que hagas. Los trapos húmedos ayudarán a esparcir más pintura dentro del área.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media