Cómo recuperar la extensión de la rodilla nuevamente después de su reemplazo total

Escrito por rebecca boardman | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo recuperar la extensión de la rodilla nuevamente después de su reemplazo total
Es importante que sigas el consejo de tus médicos luego de la cirugía. (moodboard/moodboard/Getty Images)

Tener una cirugía de reemplazo de rodilla cambiará tu vida. Si has estado sufriendo de dolor prolongado y una agobiante falta de movimiento, la cirugía puede ser una mejora enorme. Pero incluso si estás emocionado con el resultado, una recuperación completa depende mucho de ti. La rehabilitación juega un papel importante en el éxito de un reemplazo de rodilla. Lograr recuperar la extensión después de un reemplazo total de rodilla requiere mucho trabajo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Terapia física
  • Toallas
  • Instalaciones para ejercicios

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Comienza con la terapia física y prepárate para apegarte a ella. Será difícil y dolorosa, pero es absolutamente necesaria si quieres sanar adecuadamente.

  2. 2

    Desliza tu talón. Desde una posición sentada, coloca tus pies sobre el suelo o en el piso. Con una toalla envuelta alrededor de tu tobillo y agarrada en cada mano, desliza suavemente el talón hacia los glúteos. Comienza con cinco repeticiones y trabaja hasta 20 o más con el tiempo. En cada sesión intenta llevar el talón un poco más atrás.

  3. 3

    Acuéstate sobre una cama boca abajo y deja que tu pierna cuelgue sobre la cama. Relaja los cuádriceps y deja que la gravedad tire de la pierna dejándola recta, tirando de tu pie hacia el suelo. Una vez que tu pierna esté estirada, poco a poco regrésala a una posición doblada completa. Luego déjala descender de nuevo.

  4. 4

    Bajo la supervisión de un terapeuta físico, usa máquinas de pesas para hacer flexiones y prensas de piernas. Ellas trabajarán los músculos que rodean la rodilla y romperán el tejido cicatricial. También ayudarán a tu flexión total o al movimiento de doblar.

  5. 5

    Haz sentadillas de pared. Inclina tu espalda contra una pared, con las rodillas ligeramente dobladas. Bájate lentamente en una posición en cuclillas moderada, manteniendo la espalda contra la pared. Comienza con cinco repeticiones y trabaja hasta 20 o más.

  6. 6

    Haz todos estos ejercicios y cualquier otro adicional recomendados por tu terapista. Pon tu mejor esfuerzo en ellos. Cuanto mejor lo hagas en la terapia física, mayor extensión tendrás.

Consejos y advertencias

  • Hasta que tu recuperación sea completa, no intentes realizar ningún ejercicio no diagnosticado por tu médico o fisioterapeuta. No querrás poner tu recuperación en riesgo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles