Cómo recuperar la firmeza de la piel flácida tras el embarazo

Escrito por raven king
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo recuperar la firmeza de la piel flácida tras el embarazo

La piel puede arrugarse y volverse muy flácida tras el embarazo. Esto se debe simplemente a que la piel se ha estirado casi al máximo durante el embarazo. Esta flacidez puede preocuparte después del parto. Es posible recuperar firmeza con algunas de estas técnicas. Puedes reafirmar la tripa ¡y que tenga quizás mejor aspecto que antes del embarazo!

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Empieza un régimen de ejercicio. Tendrás que hacer ejercicio a diario durante al menos 20 minutos por sesión. Puedes hacerlo mientras el bebé duerma o esté entretenido. ¡Puede divertirse viendo a mamá hacer ejercicio! Reserva un poco de tiempo cada día para hacer ejercicio. Utiliza estos ejercicios para ayudarte a recuperar la firmeza de la piel flácida.

  2. 2

    Haz tantos abdominales como puedas. Túmbate sobre la espalda. Cruza las manos sobre el pecho en forma de "X", con los puños sobre los hombros. Levanta los hombros y las cervicales usando solo los músculos de la tripa. Relaja el cuello y deja que la barbilla se extienda hacia el techo. Puedes comenzar con 20.

  3. 3

    Realiza abdominales bajos para ayudar a enderezar la espalda. Túmbate sobre la tripa. Coloca las manos detrás de la cabeza. Mantén los codos rectos hacia fuera todo el rato. Levanta del suelo la cabeza, los hombros y el pecho. Deberías sentirlo en la zona lumbar y el trasero. Haz 15 abdominales bajos y auméntalos cada semana. Añade unas mancuernas para además muscular.

  4. 4

    Usa las mancuernas para las sentadillas. Sujeta una en cada mano, con los pies separados a una distancia igual a la anchura los hombros, y los dedos de los pies apuntando hacia adelante. Sujeta las mancuernas en alto de manera que los brazos formen un ángulo recto y los puños apunten hacia delante. Ponte de cuclillas tan abajo como puedas y levántate de nuevo. La velocidad no es importante aquí. Mantén la espalda recta. Haz por lo menos 10 de estas sentadillas.

  5. 5

    Empieza con algunos abdominales oblicuas. Túmbate sobre la espalda con las manos entrelazadas detrás de la cabeza. Mantén las rodillas dobladas y los pies separados a la anchura de la cadera. Levanta los hombros mientras giras. Comienza con el lado derecho. El codo izquierdo puede permanecer en el suelo. Has de tocar la rodilla izquierda con el codo derecho. Cambia de lado al menos cada seis veces.

  6. 6

    Usa la postura de remar para fortalecer tus abdominales. Sentada, junta los pies y elévalos. Deja que la parte superior del cuerpo se incline hacia detrás hasta que esté a unos 15 cm del suelo. Lo único que debería tocar el suelo es el trasero. Mantén los brazos rectos junto a las piernas. Las manos deberían estar cerca de las rodillas. Aguanta durante 10 segundos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles