Cómo recuperarse rápido de un desgarro de cuádriceps

Escrito por stephanie mitchell | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo recuperarse rápido de un desgarro de cuádriceps
Retorna al estiramiento y el ejercicio en la medida en que tu kinesiólogo te lo aconseje. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

Un desgarro de cuádriceps puede ser una lesión menor, un desgarro pequeño de las fibras del músculo del muslo, o una lesión grave, cuando el músculo se rompe por completo. La velocidad de tu recuperación depende de la gravedad de tu lesión, de modo que si te has hecho un daño serio, debes atenerte a que tu curación tomará algún tiempo. Sin embargo, sin importar qué tan grave es tu desgarro, te recuperarás más rápido si obedeces las instrucciones estándares de primeros auxilios: reposo, hielo, compresión y elevación.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Paquetes con hielo y toalla
  • Vendaje compresivo
  • Medicación anti-inflamatoria
  • Almohadillas de calor

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Descansa tus cuádriceps por completo en la medida que puedas por las primeras 24 horas luego de la lesión. Aplicar cualquier presión o tensión en el músculo dañado durante los primeros días puede empeorar el daño. Utiliza muletas si tu médico te aconseja hacerlo.

  2. 2

    Envuelve un paquete de hielo en una toalla y aplícalo a la lesión de manera inmediata. Mantenlo en el lugar por 10 a 20 minutos. Durante el primer día de tu recuperacíon, aplica hielo una vez por hora. Por los siguientes dos a tres días, aplica el hielo cada tres o cuatro horas. No coloques el hielo directamente sobre la piel.

  3. 3

    Envuelve tu muslo con una venda de compresión para ayudar a reducir la hinchazón. Habla con tu médico acerca de cuánto tiempo deberías utilizar el vendaje.

  4. 4

    Eleva la pierna por encima del nivel del corazón todo el tiempo que puedas durante el primer día. Ésto ayuda a evitar inflamación adicional. Pregunta a tu médico qué tan seguido debes elevar la pierna luego del primer día posterior a la lesión.

  5. 5

    Toma medicación anti-inflamatoria de venta libre para limitar la inflamación y reducir el dolor. Continúa descansando tu cuádriceps mientras estés tomando la medicación, ya que ésta enmascara los síntomas de la lesión, pero no repara el músculo dañado.

  6. 6

    Realiza estiramientos y ejercicios de fuerza según la recomendación de tu fisioterapeuta. Estira hasta que puedas sentirlo, pero no hasta el punto del dolor. Si un ejercicio duele, no lo realices. No vuelvas a estirar o ejercitar hasta que el dolor de la lesión haya cedido y tu médico o tu fisioterapeuta te den su permiso.

  7. 7

    Aplica una almohadilla de calor al cuádriceps antes de ejercitarte o estirar para calentar el músculo e incrementar su flexibilidad. Ésto hace que tu estiramiento sea más efectivo, de modo que puedas recuperar el rango de movilidad más rápidamente. Además, disminuye las probabilidades de volver a lesionarte.

  8. 8

    Espera para retornar a tus actividades normales hasta que el músculo no duela. Si te duele al caminar, toma pasos más pequeños hasta que puedas caminar sin dolor. Evita cualquier ejercicio o movimiento que haga que te duela el muslo. El dolor es un signo de que estás aplicando presión en el desgarro, lo cual enlentece el proceso de recuperación y puede agravar la lesión.

  9. 9

    Comienza a correr y hacer deportes o levantar pesas cuando el dolor se haya ido por completo. Retoma la actividad con cuidado y gradualmente. Incrementa la duración, intensidad y actividades de tu entrenamiento de manera progresiva en la medida en que recobras fuerza en la pierna.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles