Cómo recuperarse de una rotura fibrilar más rápido

Escrito por ehow contributor | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo recuperarse de una rotura fibrilar más rápido
Recupérate de tu lesión más rápido.

Un tendón tirado es una de las formas más dolorosas de lesiones en las piernas, y cuando no se trata adecuadamente puede tardar mucho tiempo en sanar. Si te has lesionado el tendón de la corva y estás buscando una manera de recuperarte lo más rápidamente posible, un poco de descanso y relajación y algunos consejos simples te ayudarán a conseguir estar en funcionamiento en poco tiempo.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Crema, gel o loción fría/caliente
  • Paquete de hielo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Utiliza el tendón de la corva lo menos posible mientras te estás recuperando. Esto puede ser extremadamente difícil, ya que los isquiotibiales son los principales grupos musculares necesarios para casi todos los movimientos, sin embargo, reposar en cama tanto como te sea posible y sólo caminar suavemente ayudará a que te recuperes de una rotura fibrilar.

  2. 2

    Aplica un producto, tal como una crema o gel, sobre el área para evitar los fluidos, reducir la hinchazón y la inflamación y aumentar la circulación sanguínea en el área. Este tipo de productos crean tanto una sensación de calor como de frío en la piel y se deben aplicar regularmente con movimientos de masaje.

  3. 3

    Coloca bolsas de hielo en el tendón de la corva para ayudar a la recuperación y calmar el dolor. Las bolsas de hielo se deben colocar en la zona durante unos 15 minutos cada 2 horas o menos. Evita el uso de calor hasta que el músculo se recupere, ya que el calor provocará inflamación, hinchazón y dolor.

  4. 4

    Estira las piernas durante todo el día, pero asegúrate de que los estiramientos sean suaves, fluidos y no agresivos. De ninguna manera debes practicar yoga durante la recuperación, sin embargo, simples estiramientos de los dedos del pie y extensiones de la pierna pueden ayudarte a mantener tu flexibilidad, aumentar la circulación y promover la cicatrización. Asegúrate de detener el movimiento si resulta doloroso.

  5. 5

    Date masajes en el tendón de la corva estirado para ayudar a eliminar las toxinas, disminuir la rigidez y promover la cicatrización. Usa movimientos suaves, largos y fluidos o pequeños y circulares, siempre en dirección hacia el corazón, deteniéndote cuando sientas dolor o malestar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles