Recursos que llaman la atención al escribir un ensayo

Escrito por goody clairenstein | Traducido por lucia ayala
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Recursos que llaman la atención al escribir un ensayo
Usa un recurso llamativo para "enganchar" a tus lectores y hacer que quieran seguir leyendo. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Los recursos para llamar la atención deberían ir al principio de un ensayo para enganchar al lector. No es necesario incluir estos recursos al comienzo de cada párrafo; los párrafos bien construidos y oraciones con una transición clara mantendrán interesado al lector. Elaborar un ensayo prestando atención a la organización y cohesión es tu mejor apuesta para el éxito, así que si te está costando pensar en algo para llamar la atención al comienzo de tu introducción, sigue escribiendo y vuelve a eso más tarde.

Otras personas están leyendo

Cita

Un recurso llamativo con buen potencial para el éxito es una cita de alguien notable o relevante para el tema de tu ensayo. Una cita usada al comienzo de un texto se llama "epígrafe". Si usarás varias fuentes para escribir tu ensayo, encuentra una cita de una de tus fuentes para fortalecer tu escrito. La relevancia es más importante que el marco al usar citas para llamar la atención, de hecho, usar un chiché puede salir mal, dándole a tu lector menos incentivo de seguir leyendo tu ensayo. Si no puedes encontrar una cita fácilmente, prueba con una base de datos de citas por internet, donde puedes buscar con palabras clave, como The Quotations Page.

Pregunta retórica

Una pregunta retórica es una cuya respuesta no es necesariamente entender el punto de quien pregunta. Un ejemplo de pregunta retórica es: "¿Cuánto más deberá continuar la intolerancia y desigualdad para que comencemos a cambiar?", ésta tiene una respuesta directa y simple (o sea, "No debe continuar") y la pregunta es hecha más por su efecto persuasivo que para llegar a una conclusión. Por esta razón, una pregunta retórica puede ser un buen recurso para llamar la atención. Considera uno de los aspectos más provocativos o debatibles de tu ensayo y comiénzalo con una pregunta retórica. Hacer una transición de una pregunta retórica a una introducción puede ser muy fácil, por ejemplo: "La respuesta a esta pregunta puede parecer simple, pero Mark Twain opinaba que..."

Anécdota personal

Usa una anécdota personal para llamar la atención en un ensayo personal o al expresar tu intención. Las anécdotas personales pueden ser menos efectivas en un ensayo literario, donde se espera que el escritor use la tercera persona durante todo el ensayo y examine el texto en forma crítica, no personal. Sin embargo, usar una anécdota personal para llamar la atención al expresar tu intención, como algo que incluirías como parte de una solicitud para una universidad o una beca, puede poner a tono el ensayo entero y hacer que sea más fácil unificarlo en la conclusión. Usa una anécdota personal que cuente la historia de una lucha personal o una experiencia única para convencer al lector de saber más de ti y de cómo has crecido.

Descripción

Monta la escena. Las descripciones pueden llamar mucho la atención en los ensayos literarios. Describe una escena del libro que estás examinando que tipifique el tema o plasme la presunción principal. Una ventaja de las descripciones es su versatilidad; puedes hacerlas tan cortas como una oración, o puedes crear suspenso haciendo tu descripción en tres o cuatro. Las descripciones además son divertidas de escribir. No te sorprendas si te dejas llevar un poco por el mundo que estás construyendo -y si tú te sientes así, es probable que tu lector también.

Factor sorpresa

Usa un factor sorpresa para llamar la atención de tu lector. Como regla general, los números y las estadísticas pueden ser poderosas herramientas de retórica. Debido al desafío que implica cuantificar los fenómenos, usar una estadística, un hecho o número inmediatamente llama la atención de tu lector y le hace entender que dominas el tema del que estás hablando. También es importante ser cuidadoso con los factores sorpresa. Asegúrate de que tus fuentes sean confiables y correctas, y siempre compáralas con otros para asegurarte. Si no puedes citar tu factor sorpresa, no lo uses, porque una falta de credibilidad socavará todo tu ensayo, sin importar que hayas captado la atención de tu lector desde el principio.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles