Cómo redactar un poema-objeto

Escrito por jasmine haryana | Traducido por karen angelica malagon espinosa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo redactar un poema-objeto
La intención de un poema-objeto es que el lector reencuentre el verdadero significado de la naturaleza o un objeto inanimado. (Digital Vision./Photodisc/Getty Images)

Un poema-objeto describe a detalle a un objeto inanimado, enfocándose en las características singulares de un animal, un fenómeno natural o un producto manufacturado. Se usa una descripción alegre de la forma física del objeto, sus funciones y su potencial en forma de dispositivo literario para personificarlo. Empleando un lenguaje directo y altamente descriptivo, un poema-objeto lleva al lector a refrescar la percepción de éste. Por último, el lector siente el significado del objeto como una metáfora para la interacción humana, las situaciones emotivas o las realidades espirituales.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Cómo escribir un poema-objeto

  1. 1

    Selecciona un objeto sobre el que quieres escribir. Considera objetos que de alguna forma sean familiares para el lector. Elige uno con valor sentimental, una forma o textura inusual o uno que simplemente te interese.

  2. 2

    Escribe una lista de palabras y frases sensitivas y descriptivas en tiempo presente sobre el objeto. Describe las características visuales como forma general o modelos de superficie. Anota cómo suena, a qué sabe, cómo se siente y a qué huele.

  3. 3

    Describe el ambiente del objeto usando una lista detallada de adjetivos. Pregúntate si es el único o si está junto a otros objetos.

  4. 4

    Haz una lista de objetos y adverbios que describan una acción relacionada con el objeto como "se balancea suavemente" o "se queda triste", en el caso de un diente de león. ¿El objeto actúa sobre algo más o actúa o se usa de alguna manera en particular?

  5. 5

    Relaciona al objeto. Busca conexiones entre el objeto y tú de una manera no literal. Busca semejanzas entre las acciones del objeto y las tuyas y anota tus motivaciones. Pregúntate qué puedes aprender con él y si el objeto te recuerda algún tipo de interacción con la gente, algún deseo universal o alguna realidad espiritual.

  6. 6

    Presenta tu objeto al principio del poema. Forja primero tu estrofa con una descripción detallada del objeto para que el lector se introduzca en él.

  7. 7

    Desarrolla el cuerpo de tu poema-objeto. En la segunda estrofa incluye el ambiente y las acciones que se realizan con él y en la tercera describe un atributo o una acción sencilla sobre el objeto.

  8. 8

    Escribe el final. Usa una metáfora o un símil en la última estrofa para relacionarte o humanizarte en general con los atributos o acciones del objeto que agregaste en el tercer párrafo.

Consejos y advertencias

  • Aunque a menudo es más difícil, también puedes realizar los pasos 1 a 5 de forma inversa, enlistando primero tus emociones actuales o una verdad universal y después buscando un objeto simple en forma de representación.
  • Evita seleccionar objetos que ya se hayan usado en otros poemas de objeto como "La carretilla roja" de William Carlos Williams.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles